compartir en:

MÉXICO.- Luego de que ayer un grupo de padres de familia protestó en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México por presunto desabasto de medicamentos para sus hijos con cáncer, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que se cuenta con las medicinas necesarias para su atención.

No obstante, señaló que en algunos hospitales se están negando a administrarlos, por ello, se tiene un “plan de emergencia” para contrarrestar el problema.

Durante su conferencia matutina, el jefe del Ejecutivo instruyó a su equipo de salud a acudir a los hospitales y verificar que se administren.

 “Vamos a hacer un plan de emergencia, incluso haría un llamado a hospitales privados para que se atienda a niños y niñas. Lo importante es que se suministren los medicamentos porque se trata de la vida de los niños”, expresó.

Asimismo, garantizó que a los menores no les faltará los medicamentos, pues si llegan a escasear se adquirirán en otros países del mundo.

Por su parte, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, explicó que la incidencia de cáncer infantil en México es de 7 mil casos al año, la mitad de ellos son leucemias y la mitad de estos casos se atienden en dos hospitales.

Si bien dejó en claro que los pequeños pacientes no son considerados como números, por la experiencia de dolor que enfrentan, el funcionario de la Secretaría de Salud pidió dimensionar el problema.

“Expresamos nuestra solidaridad, pero sí debemos tener claridad, en el total de casos”, indicó.

Señaló que el mercado para crear los medicamentos está muy concentrando, incluso a nivel internacional donde sólo dos empresas lo producen, pese a esto decidieron encontrar la medicina y desde la mitad de 2019 el Gobierno de México logró el abasto.

DCVC

TAGS EN ESTA NOTA: