Alejandro Paniagua juega con las palabras en su libro de cuentos 'Inmovilidad'

Foto: Facebook: alejandro.paniaguaomahhung
El día de hoy, jueves 28 de julio, alas 18:00 horas, se presentará el libro de cuentos Inmovilidad del escritor mexicano Alejandro Paniagua en el Centro Cultural del México Contemporáneo.

 

En su nuevo libro de cuentos Inmovilidad publicado por la editorial mexicana Ediciones Periféricas, el escritor Alejandro Paniagua trabaja con lo cotidiano hasta el grado de volverlo fantástico, en sus textos los juguetes adquieren un sentido más allá de una simple evocación al pasado, se vuelven esa puerta que conecta el mundo de la inocencia con la violenta realidad.

“En realidad se llamaba La inmovilidad de los juguetes como para hacer burla de los juguetes que se animan, como “Toy Story” y estas cosas. Entonces, yo siempre he dicho que lo importante es que no se mueven los juguetes sin la voluntad de un tercero, pero era un título muy largo y, además, cuando nos dieron la ilustración como que dijimos; 'no tiene nada qué ver'. Fue entonces que me sugirió el editor el nombre de Inmovilidad porque ahí sí tiene que ver con la muerte y con otros elementos más cercanos en los textos”, mencionó.

portada

 

Los juguetes como metáfora de la infancia

Uno de los elementos que están muy presentes en la mayoría de los cuentos son los juguetes, ya sea como elemento detonante o como arma homicida. Algo que logra transgredir al lector y volverlo cómplice de esa historia.

“A mí me encantan los juguetes, de hecho, todavía compro muchos juguetes, cuando yo esta más joven siempre decía que el día que trabajara iba a destinar el 30% de mi salario a comprarlo. No lo he podido cumplir tal cual, pero sí sigo comprando muchos. Ya no colecciono en el sentido de comprar completa una tanda o todos los personajes de una serie, pero sí compro muchos ahora de los que me gustan. Para mí es un elemento fundamental el juguete en el libro y nunca voy abandonarlo porque además cada año digo, ya no voy a comprar más. Aunque al quitarles el elemento del juego también se pierde algo importante. Yo no juego con mis juguetes y eso es triste, de alguna manera, pero me gusta verlos, acomodarlos, ponerlos en posiciones, aunque sí la parte del jugar la extraño”, dijo. 

Alejandro

 

Ser o no ser políticamente correctos

En una época de hipercorrección política, existe la duda sobre si es bueno censurarse o tomar distancia sobre ciertos temas, ya que podría incomodar a más de uno sin tener en cuenta el contexto u olvidar el abismo que existe entre autor y ficción.

“No, en los cuentos, pero he descubierto que sí me censuré en mi nueva novela. Es la primera vez en la vida que lo hago por la cuestión política. Más que conciencia a la hora de escribir, hay miedo y hueva de tener que pasar todo eso, pero con los cuentos del libro, nada, como salían tal cual los puse, arriesgándome a que no va faltar el que me diga 'Esto no está bien', 'Promueve tal cosa', 'Tú eres el machista' y un largo etc. Es el riesgo. 

“Es como volver a esta cuestión de los años ochenta, cuando iba con mi mamá a Perisur y veíamos a la villana de la telenovela, en este caso la actriz, la gente le reclamaba muchas cosas porque no distinguía la ficción de la realidad y creo que estamos volviendo a eso; creer que el escritor es el personaje, creer que son lo mismo es una locura”, finalizó.'

presentaicón

 

Edictos