Manchester United gana el derbi y le corta la racha al City

EFE

MANCHESTER.- Tuvo que ser el vecino, el máximo rival, el que cercenara la histórica racha del Manchester City. En 21 paró el Manchester United la cuenta de victorias del conjunto de Pep Guardiola, asaltando el Etihad Stadium (0-2) y dándose una pequeña esperanza en la lucha por la Premier League.

Los de Guardiola caen antes de poder igualar los 22 triunfos consecutivos del Real Madrid de Carlo Ancelotti, los 23 del Bayern de Múnich de la temporada pasada y parte de esta, y las 26 del Ajax de Ámsterdam de principios de los 70.

Y es que no pudo empezar peor el derbi para el Manchester City y a los dos minutos de partido ya iba por detrás en el marcador. De una forma extravagante además, porque no es la norma general que un delantero centro cometa un penalti en el primer minuto de juego y menos en jugada corrida, no a balón parado.

Pero Gabriel Jesús bajó a ayudar en defensa y pisó por detrás y en el área a Anthony Martial. Cayó el francés y su tocayo, Anthony Taylor, señaló el punto de penalti. Bruno Fernandes anotó su décima pena máxima de la temporada.

Estuvo cerca de pararlo Ederson, que tocó la pelota en su viaje a las redes, pero el United se adelantó y dejó 88 minutos por delante al Manchester City para intentar demostrar que es un equipo que también sabe rehacerse de los reveses.

Gündogan llevaba la voz cantante en ataque y lo intentaba con disparos desde la frontal. De Bruyne se encargaba de nutrir de balones a Sterling, que pudo sufrir un penalti por derribo de Fred, y a Mahrez, pero los extremos del City estaban lentos en sus decisiones cuando pisaban el área de Dean Henderson, titular por la paternidad de David De Gea.

Se desperezó el City tras el descanso y rozó el empate con un disparo de Rodri con el interior al larguero, pero fue el United el que mostró el colmillo. Henderson sacó de puerta, se la entregó a Luke Shaw, que arrancó desde su campo, tiró una pared con Rashford en la frontal y definió por abajo logrando su primer gol en la Premier League fuera de casa.

El palo para el City fue tremendo, porque para buscar su última derrota hay que irse hasta el 21 de noviembre y en casa hasta el 27 de septiembre. No logró recuperarse el equipo de Guardiola del golpe anímico y aunque intentó recortar distancias nunca llegó a estar cerca de la remontada.

Aun así, el City tiene la liga a tiro y aventaja en once puntos al United, que se aúpa a la segunda posición pasando al Leicester City.

A falta de doce jornadas para el final de la competición, el City pierde una batalla 22 partidos después, pero la guerra la tiene casi ganada.

JLR