compartir en:

México.- Con múltiples puñaladas en el cuello, pecho, espalda y degollados, fueron encontrados los cuerpos de una pareja de migrantes cubanos en un domicilio del municipio de Tenosique, Tabasco. 

Las primeras investigaciones señalan que la mujer asesinada estaría embarazada. 

El hallazgo fue realizado ayer por vecinos de la calle Cedros, en la colonia Luis Gómez Palacio quienes, alertados por los fétidos olores y la sangre derramada, ingresaron al cuarto, que era rentado por una tercia de cubanos, donde encontraron los cadáveres de dos personas sobre la cama. Fue cuando dieron aviso a las autoridades. 

Elementos de la Policía Municipal y de la Guardia Nacional acordonaron el lugar, mientras que el Ministerio Público y el Servicio Médico Forense iniciaron las indagatorias. 

En entrevista con la agencia Efe, Rubén Figueroa, coordinador del Movimiento Migrante Mesoamericano, calificó el doble homicidio como “salvaje” y externó su condena por este caso. 

“Condenamos el asesinato y exigimos a las autoridades mexicanas una investigación urgente y rigurosa, acorde a la gravedad del caso”, advirtió. 

El pasado mes de octubre, el equipo de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Tenosique, Tabasco, denunció del “aumento de secuestros y violencia extrema hacia migrantes en la frontera sur de México”. 

La advertencia surgió a partir de testimonios recogidos por esa organización que brinda atención médica y psicológica a migrantes que transitan por el sureste de México y que dan cuenta de secuestros, tortura, violencia extrema, tratos crueles y agresiones sexuales con fines de extorsión a los que está siendo expuesta esa población. 

En menos de un mes, Médicos Sin Fronteras (MSF) brindó atención a 11 migrantes que fueron víctimas de secuestro y tortura. Esta cifra es igual al número total de casos de secuestro atendidos en los primeros ocho meses del año en ese punto de atención. 

“Los sobrevivientes narraron en consulta médica y psicológica haber sido extorsionados y sometidos a golpizas”, denunció Gemma Pomares, responsable de actividades médicas de MSF en Tenosique. 

Desde octubre de 2018 miles de migrantes, en su mayoría centroamericanos, empezaron a cruzar en caravana México para llegar a Estados Unidos. 

A inicios de junio, Estados Unidos y México llegaron a un acuerdo migratorio que evitó que el primer país impusiera aranceles a todos los productos provenientes del segundo. 

A raíz de ello, México envió a las fronteras norte y sur a la recién creada Guardia Nacional, lo que ha provocado una reducción de cerca del 60 por ciento del flujo migratorio. 

Con información de Tabasco Hoy y EFE

TAGS EN ESTA NOTA: