Ciudad de México.- El Banco de México (Banxico) reajustó a la baja por cuarta ocasión consecutiva su estimado de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de la economía nacional a un rango de -0.2, lo que representa un decrecimiento a 0.2 por ciento; su anterior pronóstico era de 0.2-0.7 por ciento.

Con este pronóstico, el banco central muestra cifras muy dispares a las que aún sostiene el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien insiste en un rango de entre 1.5 y 2.5 por ciento, con un punto medio de 2 por ciento.

Según especialistas, un pobre crecimiento económico impactará gravemente en las finanzas públicas del país.

Al presentar su informe trimestral, el Banxico señaló que en el último trimestre de este año el PIB se verá afectado por una menor actividad del sector automotriz.

También recortó la proyección del PIB de 2020, pasando de 1.5-2.5 a 0.8-1.8 por ciento, mientras que para 2021 prevé un rango de 1.3 y 2.3 por ciento.

Nota recomendada: Subcomisión de diputados da luz verde a juicio político contra Rosario Robles

En lo que respecta a la inflación del cuarto trimestre de este 2019, el organismo financiero estima que oscile en un rango de 3.2 a 3.0 por ciento, lo cual no es del todo negativo, ya que permanece en su meta objetivo; además indicó que hay expectativa en una ligera alza en el primer trimestre del próximo año.

Riesgos económicos

La institución nacional abundó que los peligros que afronta México para que no haya un crecimiento adecuado en las finanzas públicas, se debe a las tensiones comerciales mundiales, a la prolongación de la ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y a la volatilidad en los mercados financieros internacionales.

En el ámbito local subrayó que los riesgos se basan en el muy probable deterioro de la calificación de deuda de Pemex y la soberana, así como un ejercicio del gasto público 2020 menor a lo esperado.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: