compartir en:

FRANCIA.- Lionel Messi busca asociarse con Luis Suárez, para juntos liderar a un Barcelona que tiene como exigencia del argentino conquistar la Champions League, para llegar al objetivo, primero tienen que pasar por el Olympique de Lyon, su rival de este martes.

Los blaugrana no llegan en su mejor versión, en el último mes han sufrido descalabros que ponen en duda su capacidad para competir en Europa, porque en La Liga tienen un crédito amplio y salvo una tragedia lograrán otro bicampeonato.

El técnico Ernesto Valverde sabe del peligro de Lyon y asegura que a los partidos de Champions, el Barcelona llega con la guardia alta y con algo de ansiedad por el tiempo de espera para este duelo.

"Es bueno tener un punto de ansiedad porque llevamos tiempo pensando en este partido, y también estamos presionados porque sabemos de la ilusión de la gente por pasar la eliminatoria, es una presión buena, que aceptamos y que nos tiene que servir para estar más concentrados", afirmó Valverde en la conferencia de prensa previa al juego de ida.

El conjunto catalán llega a esta cita luego de ser líder del grupo B con 14 unidades, al superar a Tottenham, Inter y PSV; mientras que Lyon fue segundo del sector F, con ocho puntos y como escolta del Manchester City.

En el estadio Parc Olympique Lyonnais, Barcelona intentará regresar al buen juego que se le caracteriza y dar el primer paso para avanzar a los cuartos de final.

Enfrente tendrá un rival que busca dar la sorpresa con buenos argumentos, marcha en tercer lugar en la Ligue 1, está invicto en la Champions, derrotó al City 2-1 en el Etihad Stadium, es un equipo fuerte físicamente y con calidad técnica. El principal problema que tienen es la ausencia por sanción de su figura: Nabil Fekir.

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: