El turista del Apocalipsis

  • El turista del Apocalipsis

share

Por Gerson Gómez Salas

"Esta mierda me supera”, de Charles Forsman
Sydney es una quinceañera apática y depresiva que guiada por su tutor del instituto ha decidido empezar a escribir un diario para desfogarse y tratar de expresar sus sentimientos de una forma ordenada, dado que tiene problemas: discute a diario con su madre, se culpa a sí misma de la muerte de su padre, se ha enamorado de su mejor amiga y ha empezado a flirtear con las drogas.

  • El turista del Apocalipsis

share

Por Gerson Gómez Salas

Con un afán polémico y un tono irreverente, el libro México Racista busca despertar el debate y denunciar la prevalencia de nuestras costumbres racistas y las formas de pensar que las acompañan.

El racismo impera en México. Es un hecho cotidiano que cobra forma lo mismo en una charla privada que en anuncios de tintes “aspiracionales” o en políticas públicas excluyentes. Desafortunadamente, una gran parte de la población es indiferente ante el fenómeno.

LA GRAN PAUSA, DE JOSÉ RAMÓN CALVO (COORDINADOR)

  • El turista del Apocalipsis

share

Por Gerson Gómez Salas

  • El turista del Apocalipsis

share

Por Gerson Gómez Salas

Todos son unos cabrones. Hijos de la chingada. Avaros y codos. Además comen platillos muy extraños. Les ponen huevo cocido a todos sus alimentos y caldos.

Se fijan demasiado en el dinero, cuentan los centavos. Casi no dejan propina. Desde la llegada de ellos a Monterrey se partió en dos el tiempo.  Antes de los coreanos y después de los coreanos.

  • El turista del Apocalipsis

share

Por Gerson Gómez Salas

No hay duda alguna, Donald Trump repetirá como presidente de los Estados Unidos de América.

Lo hará basado en la única estrategia posible. En denostar a su oponente. Lo acusará de decrepitud. De la posibilidad real de no terminar, en caso de ganar el demócrata, por su alta edad.

Joe Biden descarrilo al candidato popular de los demócratas, Bernie Sanders.

  • El turista del Apocalipsis

share

Por Gerson Gómez Salas

Monterrey.- Las finanzas son lo suyo. Lo reconocen a nivel mundial. Desregularizó muchas de las leyes obsoletas de la nación. Le permitió la apertura a inversionistas extranjeros en las áreas estratégicas, como el petróleo y el uso de las tecnologías.

Eso lo convirtió en el primer candidato externo, sin militancia política, ciudadano, en competir por el partido hegemónico por setenta años. Sirvió a distintos amos. Sin distingo de colores.

  • El turista del Apocalipsis

share

Por Gerson Gómez Salas

Hizo volver a su familia al país. Ya era el momento adecuado.

Debemos estar unidos para asumir el triunfo. En cada uno de sus eventos en campaña, las multitudes lo abrasaron. Sus ojos azules y el cabello a rapa. El plus, la facilidad de comunicarse en varios idiomas.

Doblego al partido. Fue el líder máximo más joven en la historia. Descarriló a dos ex presidentes con deseos de influir en la vida interna. Lo defenestró e hizo renunciar a su militancia.

  • El turista del Apocalipsis

share

Por Gerson Gómez Salas

El debate es extenso.

Las maquinas risueñas de la imaginación, las neofeministas, calzan el estandarte barroco de los críticos antisistema.

El sentido común es autoritario. Muera el patriarcado. Viva la nueva sexualidad. La trivia es efusión de un modelo futurista igualitario.

  • El turista del Apocalipsis

share

Por Gerson Gómez Salas

Desde lo alto de la torre de agua en la Fama II, el ermitaño observa siempre a los vecinos con sus prisas. Desde las cuatro de la mañana esperando los camiones de ruta al centro de Monterrey. Los cabellos mojados las damas, olorosas a perfumes de imitación. Los caballeros con la comida envuelta en papel estraza, listos para la talacha en la obra.

  • El turista del Apocalipsis

share

Por Gerson Gómez Salas

Arriba de la aeronave el sigilo de las miradas cruzadas.

Cada uno de los pasajeros toma su asiento. Es todo un lujo viajar en avión. Solo unos pocos, los ejecutivos y las familias con capital constante, lo hacen para evitar la central de autobuses o la lentísima fórmula del regiomontano, el tren con salida de Monterrey a las 18 horas y llegada a las 9 de la mañana del día siguiente.

En el abordaje, no pasan desapercibidos un grupo de muchachos. Llegan dispersos. Hay algo en su ser incómodo y extraño. 

  • El turista del Apocalipsis

share

Por Gerson Gómez Salas

Omar Cervantes Rodríguez debe conocer bien las frases de no mentir, no robar y no traicionar. Son tres ejes en la filosofía de la 4T del presidente Andrés Manuel López Obrador.

  • El turista del Apocalipsis

share

Por Gerson Gómez Salas

Despertó adolorido en un cuarto del Zambrano Hellion. Dos días inconscientes. Sedado con el apoyo de los mejores médicos del norte del país. Valió verga, pensó.

-¿Dónde chingados estoy?, el pulso acelerado detonó en la estación de auxilio. Llegaron las enfermeras a tranquilizar al ingresado. El médico residente le pidió paciencia para explicar cada uno de los detalles.

  • El turista del Apocalipsis

share

Por Gerson Gómez Salas

Todo casual. Reunión petit comité. Temática de los años 80.

Flecos dominados con Acuanet. Desafiando la fuerza de gravedad. Blue jeans Levis y camisas Aca Joe arregladas en las mangas hacia arriba. Relojes Swatch transparentes y Top Siders multicolores.

Nos vamos a juntar los compañeros de la prepa. A celebrar la presentación de la obra de teatro de fin de cursos. La graduación está a la vuelta de la esquina. Aun no puedo creerlo. Terminar el interminable bachillerato.

  • El turista del Apocalipsis

share

Por Gerson Gómez

El sol mata a los seres nocturnos. Soy uno de ellos. A las diez de la mañana abro las puertas del bar. En el relumbrón quedo ciego. No me lo platicaron. No tuve necesidad de pagar.

Ahí estaba ella. Recostada encima de la mesa. Tendida de lado. Con una cerveza a medio consumir. Ya debe estar al tiempo.

Entran y salen los cargadores de la Cervecería Cuauhtémoc. Van surtiendo el camión. Cada dos días hacen la misma maniobra.

Ella sigue dormida. Ni el ruido de las cajas con los envases golpeando los diablitos la molesta.

  • El turista del Apocalipsis

share

Por Gerson Gómez

¿Te estas divirtiendo? Me preguntó a mi lado en la barra de orina. No estoy acostumbrado a responder. Menos a desconocidos interesados en ver el tamaño del pene.  Continuó el chorro efervescente de orina. Tiro al blanco. 

Después de tres caguamas Carta Blanca olvido cenar. Me espera en la mesa mi dama. La música con todo poder. Traigo sed de la mala. Dura casi siempre dos o tres días. Hasta quedar inconsciente. Cualquier banca de parque la convierto en pueblo mágico.

  • El turista del Apocalipsis

share

Por Gerson Gómez Salas

Ojalá Julio César Chávez le parta la madre al Macho Camacho. 

Le vaya quitando a punta de vergazos lo hocicón. Burlarse de los mexicanos. Eso no se hace. Somos bien chingones. Ya tuvimos un Premio Nobel. Casi hasta llegamos a la luna con un astronauta.

Nos hace falta ganar un mundial de futbol con la selección mayor. Eso es cuestión de tiempo. Vas a ver. En el siglo XXI vamos a convertirnos en la mayor potencia económica y financiera.

  • El turista del Apocalipsis

share

Por Gerson Gómez Salas

En la segunda planta todos bailan bien machín. 

La nube de humo de los cigarrillos jamás escapa. Tampoco lo hace el sudor en sus rostros. Los danzantes mueven las caderas al son huasteco, al regiovallenato, al sonido de la banda en el tinglado.

Pasan las incontables horas de la madrugada. En La Roca, frente a la alameda central de Monterrey, el sábado se desplaza con sus vestiduras de ropa de segunda mano.

  • El turista del Apocalipsis

share

Por Gerson Gómez Salas

Avanzan a contra flujo. Despatarrada duerme la infante en el carro rosa con un improvisado cubre sol. Le llevan de paseo. Al medio día el trajín de la supervivencia. En el centro de Monterrey la basura es oro. Los desperdicios de algunos son diamantes en bruto.

Los cuatro se trenzan en el observatorio de las calles. Viajan de norte a sur. De la ruinosa casa con cuartos de renta de la colonia Industrial. Son los desplazados de la precariedad. 

  • El turista del Apocalipsis

share

Por Gerson Gómez Salas

Todos los días al despertar me da los buenos días. Ándale chamaco ya se te hizo tarde para ir a la escuela. No puedes ser huevón o te ajusticio. Luego averiguamos. Desayuno a las carreras el licuado de chocolate.

Pilas bien puestas. La mochila a cuestas. Encaminado el barrio aun en la penumbra de la madrugada. Es normal encontrar algunos cuerpos dormidos en las esquinas.

  • El turista del Apocalipsis

share

Por Gerson Gómez Salas

Abro los ojos. Los cierro. Abro los ojos y estoy en una sala de estar. Los cierro. Abro los ojos y en la sala de estar me acompañan. Los cierro. Abro los ojos y me acompañan y estamos hablando de literatura. Los cierro. Abro los ojos y estamos hablando de literatura y llevo puesta la camisa de fuerza. Los cierro.

No sé cuánto tiempo ha pasado. Abro los ojos y hablamos de literatura. Me acompaña Nelly, Daniel y Laura. Los vuelvo a cerrar.

Páginas