compartir en:

Ciudad de México.- Clausuran por segunda vez el Hotel The Wild Oscar, ubicado en el predio de Lamartine 516 de Polanco, señalado por no contar con el permiso de uso de suelo correspondiente, informó la delegación de Miguel Hidalgo a través de su cuenta oficial de Twitter.

Al respecto, vecinos cuestionaron si esta vez sería definitiva la suspensión del servicio de esta posada.

Cabe destacar que a través de distintos sitios en Internet anunciaban los 31 cuartos del hotel construido desde marzo de 2017 situado en la quinta sección de Polanco, “The Wild Oscar”. El lugar era publicitado como una residencia de cuatro estrellas que ofrecía comodidades y servicios.

Sin embargo, diversas autoridades capitalinas así como colonos se pronunciaron en contra de la construcción del inmueble, argumentando que no respetaba los lineamientos del uso del suelo.

Desde septiembre del año pasado Eloisa Alvarado Cano y Armando Cuspineda,  colonos de Polanco, alertaron a Diario de México de  la construcción del predio enfocado al sector ejecutivo.

A raíz de la denuncia, el proyecto fue suspendido y quedó registrada en el número de expediente 0841/2016/OB. Pese a la queja, la edificación ya estaba casi concluida.

A la obra le fue colocada una lona en donde exhibía que contaban con una manifestación de construcción tipo B o C, con folio FNH-B-180-2014, obra habitacional plurifamiliar con cuatro viviendas, esto desde el pasado 2 de marzo de 2017.

El director de obra fue Carlos Díaz León y los corresponsables Carlos Alberto Rosas Gutiérrez, Jorge Alfonso Vela y Jorge Cebrian Aguilar.

Cuando estaba en proceso de construcción, la entonces delegada Xóchitl Gálvez, se pronunció en contra del proyecto.

“En cuanto veamos que están operando como hotel vamos y clausuramos. No hay uso de suelo y estos señores se dieron el lujo y el cinismo de ponerlo en Internet, no hay permiso ni habrá”.

La exdelegada de la demarcación sí cumplió con lo que dijo y tras terminarse la obra, acudió al lugar para comprobar que operaba como hotel y desmentir que el terreno correspondía a un predio plurifamiliar como lo anunciaba una lona colgada en las paredes. 

“No puedo actuar de una manera irresponsable, tenía que cerciorarme porque me habían  jurado de que eran departamentos, por eso me metí pagando 4 mil pesos la noche y no es cosa menor, en ningún piso hay alguna familia viviendo, hay una recepcionista atendiendo a quien llegue. Fue fácil corroborar que no son departamentos, hay hasta servicio de lavandería”. 

TAGS EN ESTA NOTA: