compartir en:

México.-La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) lamentó y condenó los hechos ocurridos el pasado sábado en Villa Unión, Coahuila, que dejaron 23 personas sin vida, entre ellas 17 presuntos criminales, cuatro agentes policiacos y dos civiles no armados.

Además, expresó su preocupación por los seis policías que resultaron heridos, quienes, de acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública de la entidad, se encuentran fuera de peligro, así como por las personas, entre ellas un menor de edad y personal de la presidencia municipal, que continúan desaparecidos.

El organismo solicitó a las autoridades correspondientes la investigación exhaustiva de los hechos, perpetrados, presuntamente, por el Cartel del Noroeste, con el fin de deslindar responsabilidades, y evitar la consumación de hechos de difícil o imposible reparación respecto de las personas desaparecidas.

Asimismo, pidió que el esclarecimiento del caso sea pronto y efectivo para así dar con los responsables.

Nota recomendada: Suman 23 muertos y 10 detenidos tras balaceras en Villa Unión

La CNDH resaltó que se mantendrá atenta a la evolución de las investigaciones.

La Secretaría de Seguridad de la entidad reportó que diez presuntos criminales vinculados con las balaceras en Villa Unión ya fueron detenidos.

ACV 

TAGS EN ESTA NOTA: