San José.- El Gobierno de Costa Rica anunció este sábado que suspende el plan de tránsito coordinado de nicaragüenses que mantenía con Panamá, luego de que las autoridades de Nicaragua impidieron temporalmente el ingreso de un grupo de estas personas.

"El tránsito extraordinario, controlado y coordinado de personas nicaragüenses provenientes de Panamá se suspende por parte de las autoridades costarricenses hasta que las autoridades diplomáticas, políticas y migratorias de Panamá, Costa Rica y Nicaragua establezcan un procedimiento conjunto para la movilidad de estas personas", informó la Dirección de Migración costarricense.

Unos 120 nicaragüenses procedentes de Panamá llegaron la noche del viernes a la frontera entre Costa Rica y Nicaragua, pero las autoridades de nicaragüenses les impidieron la entrada por cerca de 18 horas, incluso con efectivos de policía, según imágenes de medios locales.
Las autoridades de Costa Rica desconocen la razón del cierre temporal de la frontera para los nicaragüenses, mientras que la Dirección de Migración confirmó que Nicaragua finalmente permitió el paso de estas personas.
 

"El ingreso fue paulatino y la situación en frontera es estable", agrega la información oficial.

En las últimas semanas Costa Rica y Panamá estaban coordinando el traslado de cientos de nicaragüenses que debido a la pandemia de la COVID-19 se quedaron sin empleo o ingresos económicos en Panamá y que querían regresar a su país de origen, para lo cual es necesario que crucen Costa Rica.
Estaba previsto que la próxima semana se llevaran a cabo más de estos traslados.
Antes de la situación ocurrida en las últimas horas no se habían presentado problemas para el ingreso de nicaragüenses a su propio país desde Costa Rica, según las autoridades migratorias.
Este operativo especial de traslado se efectuaba en autobuses costeados por los mismos nicaragüenses, que al realizar los trámites migratorios respectivos, ingresaban a Costa Rica y se trasladaban hasta la frontera con Nicaragua escoltados por la policía.
La Dirección de Migración costarricense reiteró que se trataba de un operativo extraordinario, ya que sus fronteras se encuentran cerradas para los extranjeros debido a la pandemia del coronavirus.

"Las autoridades policiales rechazarán a las personas extranjeras que ingresen al país de forma irregular", aseveró la información oficial. EFE

Fuente: EFE 

TAGS EN ESTA NOTA: