Con marchas, mítines, plantones e incluso misas, se conmemoró este jueves el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, en unos 18 estados del país.

Familiares de víctimas de este delito y activistas exigieron que se implemente un esquema real de búsqueda de desaparecidos y se dé certeza sobre el paradero de sus seres queridos.

En la Ciudad de México, integrantes del Movimiento por Nuestros Desaparecidos pidieron al próximo gobierno federal permita a los familiares de las víctimas participar en el plan para combatir este flagelo.

Reunidos en la Glorieta de Cuitláhuac, ubicada en Reforma e Insurgentes, los manifestantes informaron que han sostenido dos reuniones con la futura titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, para tratar el tema de la implementación de la Ley General de Desaparición Forzada y por Particulares.

Provenientes de varios estados del país e incluso de Centroamérica, los familiares de las víctimas de estos delitos aseguraron que exigen les presenten el plan que llevarán a cabo para la búsqueda y acceso a la verdad y justicia sobre el paradero y destino de los más de 37 mil desaparecidos en todo el país.

El primer visitador de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Ismael Eslava, y el representante de la Cruz Roja Internacional, Martín de Bóer, expresaron su solidaridad con las familias de las víctimas de desaparición forzada.

 

TAGS EN ESTA NOTA: