compartir en:

Brasil.- En la comunidad del Morro de Boa Esperança, Río de Janeiro, hubo un deslizamiento de tierra en un cerro que provocó la caída de una roca, la cual aplastó unas casas y dejó un saldo de al menos siete personas fallecidas.

Las víctimas quedaron enterradas bajo la tierra que destruyó por lo menos seis viviendas que estaban en la zona.

Durante los trabajos, 11 personas más fueron rescatadas con vida, entre ellas hay un bebé y un hombre de 33 años de edad que se reportan con heridas graves, por lo que fueron llevados a hospitales para ser atendidos.

Se prevé que hay más personas enterradas en la tierra y los escombros de las viviendas, por lo que los trabajos de rescate continuarán durante las próximas 48 horas y, muy posiblemente, el número de muertos o heridos puede aumentar.

Alrededor de 50 bomberos y 200 rescatistas son los que están en la zona de Niteroi para auxiliar a los habitantes y encontrar más personas.

Dicha localidad ha sido una de las más afectadas por las tormentas de los últimos días, mismas que causaron el desgaje en el cerro.

"Llovió mucho en los últimos dos días, Niteroi estaba en estado de atención y alerta (...) Las comunidades estaban avisadas sobre esta situación con recomendación de buscar lugares seguros para habitar", explicó Roberto Robadey, comandante del cuerpo de bomberos, en una entrevista con Globo News.

Vah 

TAGS EN ESTA NOTA: