Tras violar el toque de queda, el alcalde ‘se hizo pasar por un cadáver’ con el fin de evitar ser detenido por la policía local.

Jaime Rolando Urbina Torres, alcalde del distrito de Tantará situada en la provincia de Castrovirreyna, fue detenido por la Policía Nacional del Perú luego de que presuntamente ingiriera bebidas alcohólicas en compañía de algunos amigos cuando ya iniciaba el toque de queda implementado por el gobierno debido a la pandemia.

Sin embargo, al verse descubierto, se escondió dentro de un ataúd sin tapa, para que los uniformados pensaran que se trataba del cadáver de una víctima de coronavirus.

Nota recomendada: Crecen casos de Covid-19 en Guatemala y culpan a 'mexicanos irresponsables'

Sus acompañantes copiaron la idea y se escondieron en otros cajones, pero fueron sorprendidos y trasladados a la comisaría de la región. De acuerdo con el informe policiaco, el edil se encontraba en estado de ebriedad.

La noticia provocó la molestia de los pobladores, quienes reclamaban que la autoridad no siguiera las órdenes de restricción en medio a la crisis de salud.

TAGS EN ESTA NOTA: