compartir en:

La mañana del pasado jueves se dio a conocer la detención de Uriel Isaac "N", alias "El Cochi", quien presuntamente era el sucesor del líder del Cártel de Tláhuac, Felipe de Jesús Pérez Luna, "El Ojos".

Luego de un operativo realizado en Monterrey, finalmente fue localizado a seis meses de que huyera de la Ciudad de México, el 21 de julio de 2017, un día después de que fuera abatido "El Ojos".

NOTA RELACIONADA: "El Cochi", presunto sucesor de "El Ojos", no fue detenido en la CDMX

Según las investigaciones, Uriel Isaac se comunicaba a través de tres números teléfonicos con sus operadores en la CDMX, Rubén "N" y Rubén "N2", quienes también fueron detenidos en un operativo simultáneo en la delegación Iztacalco.

Durante varias semanas, la Policía Federal se infiltró en este grupo delictivo, lo que permitió rastrear a los contactos de "El Cochi".

La muerte del líder del Cártel de Tláhuac no fue impedimento para que las operaciones de distribución de droga se terminaran en el oriente de la capital y las zonas colindantes con el Estado de México, pese a que las autoridades capitalinas reafirmaron en diversas ocasiones que no existían el crimen organizado.

NOTA RELACIONADA: Mancera comenta sobre muertos en Tláhuac: "Sólo eran narcomenudistas"

La designación de "El Cochi" para continuar con las operaciones provocó descontento, principalmente en el hijo de el líder abatido, Miguel Ángel Pérez Ramírez "El Mikey", lo que ocasionó una ruptura y con ello, la ejecución de más de 20 narcomenudistas en Iztacalco, Venustiano Carranza y Cuauhtémoc.

Desde el estado del norte el sucesor de "El Ojos" daba indicaciones de cómo se tenía que mover el negocio en la CDMX, pero el gusto le duró sólo seis meses.

Al ser detenido, "El Cochi" afirmó: "No pensé que me fueran a encontrar aquí, en Monterrey".

EL HIJO DE "EL OJOS"

La detención de Miguel Ángel Pérez Ramírez, "El Mikey" ocurrió dos meses antes de que su padre, Felipe de Jesús Pérez Luna fuera abatido en Tláhuac.

Sin embargo, estar detenido no impidió que el negocio de la venta de droga se detuviera, pero no con el Cártel de Tláhuac, mismo que lideraba su padre, sino con el grupo llamado "Los Mikeys".

De acuerdo con las indagatorias, a Miguel Ángel no le gustó la idea de que "El Cochi" fuera puesto como sucesor de "El Ojos" y a partir de ahí se desencadenó una serie de asesinatos contra narcomenudistas de diversas bandas delictivas quienes querían apoderarse de la distribución de los estupefacientes en el oriente de la capital.

El joven permanece en el Reclusorio Oriente en un área destinada a los reos de alta peligrosidad.

TE PUEDE INTERESAR: Inicia proceso de remoción de Rigoberto Salgado

TAGS EN ESTA NOTA: