Por Moris Beracha          

La Comisión Europea (CE) acaba de hacer públicas sus proyecciones sobre el crecimiento (o decrecimiento) de la economía para lo que resta de año. Y por supuesto, no son para nada alentadoras.

Y es que lo que suceda, en cuanto al comportamiento de las finanzas en cualquier región del mundo, indefectiblemente está ligado a la pandemia global. Pero, en el caso específico de Europa, existe otro factor desde antes de la afectación por el coronavirus que ya estaba incidiendo en el comportamiento económico de la región. Y me refiero al Brexit.

En el caso del Brexit, analistas señalan que este influirá en los resultados económicos, por cuanto no existe aún un acuerdo claro entre la UE y el Reino Unido acerca de cómo quedará el futuro acuerdo comercial, lo que supondría una tasa de crecimiento más bajo.

En su último informe, la CE desestima las proyecciones dadas a conocer en mayo, que anunciaban un desplome para 2020 de 7,7% en el Producto Interno Bruto (PIB) de las 19 economías que integran la Unión Europea. Sin embargo, la cifra no fue definitiva y han recalculado el daño causado por la pandemia en el viejo continente, encontrando que la caída será superior a la estimada, situando este indicador en 8,7%.

La contracción se sentirá con mayor ímpetu en Francia, Italia y España, cuyo descenso en el PIB supondrá caídas en 10,6%, 11,2% y 10,9%, respectivamente. No obstante, estas predicciones, la situación podría tornarse un poco más favorable, ya que se espera que los miembros de la UE, en su sesión de mediados de este mes, aprueben definitivamente la constitución del fondo de ayuda para las economías que en Europa han resultado mayormente afectadas por las consecuencias del COVID-1919.

Todos los escenarios de crecimiento para la zona euro se trasladan al 2021, año en el cual, y según pronósticos de especialistas en el tema, el PIB supondrá un repunte generalizado de 6,1% en los países que integran la región. Se calcula que el crecimiento del PIB en Francia se ubicará por el orden de 7,6%; 7,1% en España y 6,1% en Italia, así como 6% en Portugal y 5,3% en Alemania.

Y nada aún está claro. Dependerá en todo caso, del alcance y duración de la pandemia. El informe de la CE no consideró la posibilidad de una segunda ola de contagios, situación que no debería pasar desapercibida tomando en cuenta que el virus sigue paseándose por el mundo entero.

Imagen de moris.baracha

Moris Beracha

Experto en Gestión de Activos de Inversión, criptomonedas, private equity, finanzas y economía mundial.

Importante: Este contenido es responsabilidad de quien lo escribe, no refleja la línea editorial del Diario de México