compartir en:

ESTADOS UNIDOS.- Una compañía privada con fines de lucro ha recibido en lo que va del año contratos por hasta 300 millones de dólares por parte del Gobierno de EU para detener a niños migrantes.

La empresa CHS, propiedad del contratista Caliburn Internacional Corp, es hasta ahora, la única empresa privada que se ocupa de los niños inmigrantes 

Alojar a niños migrantes se ha convertido en un negocio floreciente para el contratista del Gobierno, con sede en Florida.

La compañía tenía en junio a su cuidado a más del 20 por ciento de los niños migrantes bajo custodia del Gobierno, y aunque el número de menores ha bajado, el financiamiento federal a la compañía por su trabajo sigue llegando.

Una investigación conjunta de The Associated Press y FRONTLINE ha determinado que el Gobierno de Trump ha empezado a derivar parte de los cuidados a niños migrantes, pasando de organizaciones sin fines de lucro y en su mayoría religiosas a contratistas privados con fines de lucro.

Eso se debe en parte a que CHS mantiene un gran centro en Florida con 2 mil trabajadores, el cual se centra en la calidad de los cuidados que prestan los contratistas, y no en quién obtiene beneficios por ese trabajo.

Hoy, CHS gestiona seis albergues, incluidos tres para niños pequeños que pueden alojar a bebés, en el Valle del Río Grande. La compañía indicó que tiene previsto abrir otro centro con 500 plazas en El Paso, Texas. 

Por ahora, en este año fiscal, la Oficina de Reubicación de Refugiados (ORR) ha financiado a 46 organizaciones que gestionan más de 165 refugios y programas de acogida para atender a unos 67 mil niños que o bien fueron separados de sus padres o cuidadores en la frontera con México.

En el año fiscal 2014, unos 68 mil niños migrantes fueron detenidos en la frontera, frente a los 72 mil este año.

DCVC

TAGS EN ESTA NOTA: