Por Mike Volta

Cuentan los que saben o dicen saber de política que una máxima de los gobiernos es sortear los problemas con efectividad, así que cuando entra un nuevo gobierno y debe tomar decisiones a veces impopulares que afectan su imagen; debe actuar inteligente y políticamente bien; por eso dicen que existió en los tiempos ancestrales  (de los que por cierto, estimado lector, muchos se quejan), una buena estrategia para sortear los múltiples problemas políticos y económicos de un gobierno inexperto y por ello existieron “los tres sobres”. 

Así, una vez que resultaba electo el sucesor de la silla del poder, este era amablemente citado por su antecesor, para sostener una magna reunión de trabajo, en el aula magna, transportado en el carro magno; y allí después de una estupenda charla amenizada por música magna y viandas magnas, le era revelado el gran secreto de la política y la estabilidad nacional; en donde al próximo nuevo gobernante le eran entregados TRES SOBRES, cada uno de ellos numerado para ser abierto en momentos estratégicos y con la consigna de que estos deberían durar todo el sexenio ya que su uso revestía información política precisa indispensable para la seguridad nacional!! 

Así ya en posesión de tan valiosos envoltorios el nuevo próximo tlatoani se retiraba a preparar su toma de posesión. 

Así al llegar los tiempos difíciles durante los primeros 200 días de administración fallida donde los medios y la población exigían respuestas a las promesas de campaña, fue necesario tomar la apresurada decisión de abrir el sobre número UNO que decía “niégame para que seas”...ah claro por supuesto!!! Así el nuevo gobierno echó mano de indicar que todo lo que estaba incorrecto había sido por culpa del gobierno anterior, que dejaron un cochinero, que no tenían estrategia para contingencias etcétera; y así durante algún tiempo se calmaron las cosas. 

No mucho paso para que nuevamente hubiera problemas, la inseguridad crecía, la desconfianza de la inversión externa en interna, inflación la bolsa a la baja, muchos despidos, marchas, muchos sindicatos, todos los ciudadanos estirando la mano ya que era mejor recibir apoyos del gobierno que trabajar;  le habían pegado al ganso, perdón a la gallina de los huevos de oro!!  

Así, antes de concluir casi el primer año, y contrario a los tiempos que el antecesor dijo, se decidió abrir el sobre número DOS que decía “haz cambios en el gabinete” claro!! como no lo pensé antes, y así el nuevo gobiernito daba la impresión de hacer algo para resolver los problemas!! Total nadie del gabinete sabía lo que estaba haciendo!! 

Así antes de la mitad del sexenio ya se tenían abiertos dos sobres, y dado que los problemas se agudizaron de nuevo, las cosas se estaban saliendo de control!! Por ellos se tomó la responsable decisión política y económica de abrir el tercer y último sobre, el sobre número TRES.....que decía “haz tres sobres” 

Y así, estimado lector liberaron  KRAKEN. 

 

Importante: Este contenido es responsabilidad de quien lo escribe, no refleja la línea editorial del Diario de México

 

Imagen de omar.gonzalez

Omar González Zárate

Recuerdos, política y lo que surja.

Importante: Este contenido es responsabilidad de quien lo escribe, no refleja la línea editorial del Diario de México


También te puede interesar