compartir en:

México.-Ante los disturbios ocasionados por algunas de las mujeres que se manifestaron fuera de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y de la Procuraduría capitalina para exigir castigo contra cuatro policías acusados de abusar sexualmente de una joven en Azcapotzalco, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, aseguró que la manifestación se trató de una provocación, no de una protesta.

En conferencia de prensa, la funcionaria señaló que no caerá en provocaciones, pues hacerlo solo generaría más violencia, y aseguró que se abrirán carpetas de investigación para localizar a las responsables de la agresión al jefe de la policía, Jesús Orta, a quien lanzaron diamantina rosa, y de los daños en contra de las instalaciones de la procuraduría de la Ciudad de México, en donde realizaron pintas y rompieron vidrios.

"No vamos a caer en ninguna provocación, esta es una provocación no una protesta, querían que el Gobierno usara métodos violentos y esto nunca va a ocurrir en la Cuidad”, declaró Sheinbaum Pardo.

Sobre el caso de la adolescente que fue presuntamente violada por cuatro policías capitalinos cuando caminaba de regreso a su casa después de una fiesta, la jefa de gobierno informó que ya se solicitó la intervención de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México con el fin de que no haya impunidad.

Nota recomendada: [Video] Entrenador de perros ahorca a husky hasta desmayarlo en Parque México

Agregó que “ni a ha sido nuestro estilo victimizar ni dar demasiada información, no se van a fabricar culpables, tiene que haber investigación y reconocimiento de la víctima y esto no ha ocurrido”.

Además de este caso de presunto abuso por agentes policiacos, se presentó el de una joven de 16 años, quien acusó que un policía bancario había abusado de ella dentro del Museo Archivo de la Fotografía, ubicado sobre las calles de República de Guatemala y Brasil, en la colonia Centro Histórico.

ACV 

 

TAGS EN ESTA NOTA: