Estados Unidos anunció este jueves el inicio de un colosal despliegue de buques de guerra, aeronaves y tropas en el Caribe y el Pacífico como parte de una operación antinarcóticos para frenar el tráfico de drogas frente a las costas de Venezuela.

"Estados Unidos está lanzando una operación mejorada de lucha contra el narcotráfico en el hemisferio occidental para proteger a los estadounidenses del azote mortal de los narcóticos ilegales", señaló el presidente Donald Trump, desde la Casa Blanca.

El general Mark Milley, presidente del Estado Mayor Conjunto, dijo que Estados Unidos tiene información de inteligencia que muestra que los carteles de la droga están aumentando las operaciones durante el brote de coronavirus.

"Defenderemos a nuestro país sin importar el costo", dijo. "Estamos en guerra con Covid-19, estamos en guerra con terroristas".

Como parte de esa lucha, este día miles de soldados estadounidenses se encuentran en el Caribe y el Pacífico.

Bajo la supervisión del Comando Sur, y el almirante responsable, Craig Faller se encuentran ya soldados de infantería, marinos, y miembros del Marine Corps, la Fuerza Aérea y la Guarda Costera en un complejo dispositivo para interrumpir tres rutas de la droga: de Venezuela a las islas del Caribe y a Centroamérica, y de Colombia a Centroamérica.

La operación está bajo el control del Comando Sur de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, pero contará con la ayuda de otros países. Su objetivo será aumentar la vigilancia y las incautaciones de droga, evitando especialmente que el régimen venezolano se beneficie con el narcotráfico, al que Washington señala como el principal sustento para su poder.

Nota recomendada: Precios del petróleo se disparan tras informe de posible recorte

En el mar, se desplegarán destructores misilísticos de la clase Arleigh Burke, columna vertebral de la marina estadounidense, que operarán tanto en frente a las costas de Venezuela como también en el Pacífico.

La Marina cuenta con 67 de estas naves de poco más de 9.000 toneladas de desplazamiento con una tripulación de unos 300 marineros y oficiales. 

También pertenecientes a la marina de Estados Unidos serán empleados los buques de combate litoral clase Freedom, uno de los cuales, el USS Detroit, ya participó en enero en operaciones en el Caribe frente a las costas venezolanas.

DCVC

 

TAGS EN ESTA NOTA: