compartir en:

Nueva York.- Michael Cohen, quien fuera abogado personal del presidente estadounidense Donald Trump, ingresó este lunes a prisión para cumplir con una condena de tres años, por delitos que incluyen pagos secretos en el financiamiento de la campaña del mandatario estadounidense.

Antes de entrar a prisión, en Nueva York, el exdefensor aseguró que aún hay mucho que contarse sobre Donald Trump y aseveró que su sentencia es injusta, porque sólo se limitó a obedecer las órdenes de su jefe.

"Queda mucho por contarse y ansío que llegue el día cuando pueda compartir la verdad (…) Espero que cuando me reúna con mi familia y amigos, este país sea un lugar sin xenofobía, injusticia y mentiras a la cabeza”, destacó Cohen en la entrada de su edificio en la ciudad de Nueva York.

Cohen fue condenado a tres años de prisión en diciembre, después de admitir que había pagado dinero en secreto durante las elecciones de 2016 a dos mujeres que dijeron haber mantenido relaciones sexuales con Trump, además de haber cometido fraude fiscal y haber mentido al Congreso.

El abogado había esperado hasta último momento que su sentencia se redujera, ofreciendo información a los investigadores que podría comprometer a Trump y su familia, incluso sobre la presunta injerencia rusa en las elecciones de 2016.

dcvc

TAGS EN ESTA NOTA: