Esta mañana, el exdirector de campaña de Donald Trump, Paul Manafort, así como el exrepresentante de la campaña, Rick Gates, se entregaron al fiscal especial del Departamento de Justicia Robert Mueller, luego de que fueran acusados de involucrarse en la intervención de Rusia durante las elecciones de 2016.

Ambos fueron acusados bajo secreto de sumario el pasado viernes y los cargos fueron revelados este lunes, de acuerdo con CNN.

El exdirector del FBI, Robert S. Mueller dijo que Manafort blanqueó poco más de 18 millones de dólares para obtener propiedades sin pagar impuestos.

"Manafort usó sus recursos económicos para darse una vida de lujos sin pagar un solo dólar en impuestos sobre estos ingresos", señaló.

Muller aseguró que el dinero provino del gobierno ruso y se usó para dañar la campaña de Hilary Clinton.

Por otro lado, Rick Gates es acusado de transferir más de 3 millones de dólares a cuentas de bancos extranjeros.

Por su parte, el exasesor de política exterior del presidente de Estados Unidos, George Papadopoulos se declaró culpable de mentirle al FBI sobre "el tiempo, la extensión y la naturaleza de sus relaciones e interacciones con ciertos extranjeros que él sabía tenían conexiones cercanas con altos funcionarios rusos".

De acuerdo con la información divulgada en medios este lunes, Papadopoulos ofreció organizar una reunión con funcionarios rusos y parte del equipo de campaña de Trump a través de un correo electrónico enviado en marzo de 2016.

Luego de darse a conocer la noticia, Donald Trump publicó en su cuenta de Twitter: "lo siento, pero esto pasó hace años, antes de que Paul Manafor formara parte de la campaña de Trump. ¿¿¿Pero por qué son el foco la deshonesta Hillary y los demócratas???"

TAGS EN ESTA NOTA: