compartir en:

 

Riad.- Tras la muerte del periodista Jamal Khashoggi, diversos organismos internacionales solicitaron una investigación “exhaustiva, creíble y transparente” sobre este fatal hecho, ya que las explicaciones por parte de Arabia Saudita son insuficientes. 

Los aliados de Riad mostraron su apoyo al rey ante el caso, sin embargo, Reino Unido, Francia y Alemania condenaron el asesinato de Khashoggi y afirmaron que la versión aportada por Arabia Saudita sobre la muerte del periodista requiere estar respaldada por “hechos” para ser considerada “creíble”.

El Gobierno español está "consternado" por las informaciones preliminares de la Fiscalía saudí sobre la muerte del periodista en el Consulado del Reino de Arabia Saudita en Estambul y expresaron "su más sincero pésame" a los familiares y allegados del periodista saudí.

La Unión Europea (UE), a través de su jefa de la diplomacia Federica Mogherini, también reclamó una investigación sobre el caso de Khashoggi, por unos hechos que suponen una “violación de la Convención de Viena de Relaciones Consulares de 1963”.

Asimismo, Amnistía Internacional (AI) y Reporteros Sin Fronteras (RSF) solicitaron una investigación independiente para esclarecer las circunstancias en las que murió Khashoggi, ya que los resultados de las investigaciones sauditas no son “fidedignas”.

En un discurso pronunciado en Estambul, Turquía,el presidente turco Recep Tayyip Erdogan dijo que planea pronunciarse sobre la muerte del periodista saudí Jamal Khashoggui.

"Haré mis comentarios sobre Jamal Khashoggi en una reunión partidaria el martes", precisó Erdogan.

A través del fiscal general, las autoridades sauditas admitieron el viernes pasado que el comunicador falleció dentro del consulado de su país en Estambul a consecuencia de una “pelea a puñetazos” con agentes sauditas, descartando la hipótesis de que haya sido asesinado deliberadamente.

Sin embargo, un agente saudita proporcionó una nueva versión sobre la muerte del informador, según la cual el gobierno del reino ha puesto en marcha un programa para persuadir a los disidentes en el extranjero a que regresen a Riad para evitar así que sean reclutados por enemigos del país.

Los principales aliados de Arabia Saudita –Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Bahrein, Yemen y Jordania- mostraron este domingo su respaldo a Riad y elogiaron “las decisiones y directrices” tomadas por el rey Salman bin Abdelaziz en relación al incidente lamentable que causó la muerte del periodista.

Apenas el pasado viernes 19 de octubre, el presidente estadunidense, Donald Trump, dijo que considera creíbles las explicaciones de Arabia Saudita sobre la muerte de Jamal Khashoggi, que apuntan a que el periodista falleció como resultado de una pelea.

A un periodista que le preguntó el viernes si consideraba "creíble" la versión de Riad, Trump respondió: "Sí, sí". Para luego añadir: "Es pronto, no hemos terminado nuestra revisión ni nuestra investigación".

Hay que recordar que Khashoggi, un crítico de la monarquía saudita y de la intervención del reino en Yemen, desapareció el pasado 2 de octubre tras ingresar al consulado de su país en Estambul para realizar unos trámites administrativos para su matrimonio, pero nunca salió, denunció su prometida, Hatice Cengiz, de 36 años.

TAGS EN ESTA NOTA: