Ciudad de México.- Luego de los cateos que realizó la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) de Oaxaca, a tres casas del exdiputado priista Juan Vera Carrizal, quien está señalado por el ataque con ácido a la saxofonista María Elena Ríos Ortiz, su hija Ashlye Vera, denunció que estos fueron ilegales y violatorios de los derechos humanos.

En rueda de prensa, y junto a su abogada Maribel Pérez Santaella, ésta última detalló que los agentes estatales de investigación nunca presentaron un orden de revisión, entraron con violencia a los domicilios, esposaron indebidamente a mujeres y menores de edad, las golpearon y les robaron sus celulares y otros equipos electrónicos.

También adelantaron que en breve interpondrán una queja por estos actos que cosideran arbitrarios.

“No mostraron la orden de cateo, realmente no sabemos si existe la orden; queremos pensar que existe pero no nos consta. Queremos suponer que la finalidad era buscar a las personas que sí están imputadas en la comisión de este delito”, subrayó Pérez Santaella.

Ambas recalcaron que no están en contra de que se investigue el ataque con ácido a María Elena Ríos, pero que no se busque culpabilidad donde no existe.

Nota recomendada: Exfiscal anticorrupción de Veracruz no acude a audiencia

En tanto, Soledad Hernández, esposa de Vera Carrizal, envió una carta a la opinión pública, en la cual acusó hostigamiento a su familia, y presumió que las acusaciones contra su pareja derivan de razones políticas y “otro tipo de intereses”.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: