EFE

Guadalajara.- Feministas protestaron este jueves en Guadalajara para exigir justicia en el caso de abuso sexual de una niña de 10 años por un funcionario de la policía de Puerto Vallarta, en un caso que preocupa a grupos civiles y que podría destapar una red de trata de menores.

La protesta fue convocada por el colectivo mexicano Aquelarre Radical con la intención de hacer públicos "los abusos" a los que son sometidos niñas y niños en todo el país, dijo Rubí, una de sus voceras.

"Es necesario hablar sobre el abuso a las infancias, que sea un debate fijo en todos los espacios así sean mixtos o solo de mujeres, que sea un discurso que siempre se lleve a cabo sobre el abuso a las infancias y no solo los abusos físicos explícitos, sino también verbales y emocionales, que nos los cuestionemos todos los días", indicó.

Encapuchadas y vestidas de negro, las manifestantes portaron carteles en las que se leían leyendas como "Las niñas no se tocan, no se violan, no se matan" y "Por todas las niñas que no gritarán con nosotros mañana".

Durante la protesta en Guadalajara, las feministas demandaron a las autoridades la resolución de este caso y castigo para el funcionario, que fue destituido de su cargo al desvelarse los hechos.

En una calle próxima al Palacio de Gobierno de Jalisco, un centenar de mujeres realizaron cánticos y dinámicas para denunciar la violencia y abuso a la que han estado expuestas desde la infancia.

El 26 de julio del director de Recursos Humanos de la Comisaría de Seguridad Pública de Puerto Vallarta, Jalisco, Luis Alonso 'N', fue detenido con una niña de 10 años desnuda y sometida en su vehículo.

REDES DE TRATA

El caso de esta menor, cuya identidad ha sido resguardada, ha despertado las sospechas entre organizaciones civiles internacionales de que podría estar relacionado con redes de trata y explotación sexual infantil.

El Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres exigió el lunes pasado a las autoridades locales a investigar quienes pudieran estar protegiendo a Luis Alonso.

Puerto Vallarta es conocido por ser un balneario donde operan redes de pornografía y de turismo sexual.

Tan solo en los últimos meses han sido registrados en la zona de manera oficial 67 casos de niñas y niños que han sufrido violencia y abuso sexual, denunció el Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres.

El funcionario fue destituido y permanecerá en prisión preventiva durante seis meses vinculado a proceso por el delito de abuso sexual infantil.

Además, el pasado viernes el juez mexicano Jorge Luis Solís definió que el detenido no podría ser procesado por corrupción de menores ya que "la menor no sintió placer" y que el acusado estaba vinculado a otro proceso por abuso sexual infantil.

Solís fue destituido y en investigado por la Fiscalía Anticorrupción, además de que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) perteneciente a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) congeló sus cuentas bancarias por movimientos irregulares.

MAÑANA NUEVA AUDIENCIA

El caso tendrá una nueva audiencia este viernes en los Juzgados de Control y Oralidad de Puerto Vallarta en la que la Fiscalía General de Jalisco pedirá que Luis Alonso "N" sea vinculado a proceso por el delito de corrupción de menores.

La dependencia anunció el miércoles que independiente de esta nueva audiencia, mantienen su interés de que el juez Solís sea investigado por su decisión con la que "vulneró el principio de máxima protección y el interés superior de la menor de 10 años de edad".

Nota recomendada: Duarte habría regalado un Ferrari a Peña Nieto, según denuncia de Lozoya

Los grupos feministas prevén realizar nuevas manifestaciones durante el fin de semana en Guadalajara y Puerto Vallarta.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: