compartir en:

Michoacán.- El fiscal general del estado de Michoacán, Adrián López Solís, afirmó que el suceso de ayer por la tarde en Uruapan fue una emboscada y no un enfrentamiento entre grupos criminales.

En rueda de prensa, expuso que los 10 hombres que murieron en esos hechos pertenecían a una misma célula delictiva, y al parecer, fueron sorprendidos.

“Estos hechos, son resultado de una pugna entre grupos delincuenciales, uno de los cuales sorprendió a otro, conformado por personas del sexo masculino, todos portando armas de fuego de alto calibre", explicó.

Agregó que "mediante el disparo en múltiples ocasiones, privaron de la vida, en un primer momento, a nueve personas, más tarde se nos informó que una más falleció en el hospital y el conteo que tenemos es que son 10 fallecidos y tres heridos, dos de ellos en estado de gravedad”, aseguró.

Nota recomendada: Aseguran 1.3 millones de dólares escondidos en bodega de Sonora

Dijo que de los 10 asesinados, hasta el momento sólo se ha podido identificar a cuatro, quienes eran personas originarias de Uruapan y Nueva Italia, pero detalló que sus cuerpos no han sido entregados.

Asimismo, resaltó que aunque personal de la Fiscalía se mantiene acopiando datos de los primeros actos de investigación, se dará vista de los hechos a la Fiscalía General de la República (FGR), al tratarse de hechos en donde se vieron involucrados presuntos integrantes de grupos delictivos que portaban armas de uso exclusivo del Ejército.

López Solís evitó dar el nombre del presunto grupo delincuencial involucrado en la balacera, pero enfatizó, que este episodio habla de la magnitud de un problema, que no es privativo de Michoacán.

“Es un contexto de violencia nacional y que nos convoca a todas las autoridades a reforzar nuestras tareas institucionales”, recalcó.

Notimex

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: