Mogadiscio.- El grupo islamista Al Shabad detonó hoy un coche-bomba en una base militar estadounidense en la ciudad de Baledogle, sur de Somalia, y otro al paso de un convoy militar italiano en esta capital, sin que se conozca el saldo de los ataques.

El primero fue contra una pista de aterrizaje militar de Belidogle, en la región adminsitrativa de Bajo Shabelle, en el sur de Somalia, utilizada como base de las fuerzas estadunidenses y centro de entrenamiento para las fuerzas somalís, desde la cual se lanzan ataques de drones contra Al Shabab.

Yusuf Abdourahman, un funcionario de seguridad de Bajo Shabelle, a unos 100 kilómetros al oeste de Mogadiscio, informó que el ataque fue perpetrado por un atacante suicida, quien detonó un vehículo cargado de explosivos en el acceso de la pista de Belidogle.

El grupo extremista islámico somalí Al Shabab se responsabilizó de la autoría del ataque contra una base estadunidense en un breve comunicado enviado a medios internacionales y publicado en sitios islamistas utilizado por el grupo para difundir su propaganda.

Otro atacante suicida detonó un coche-bomba al paso de un convoy italiano, integrante de las fuerzas de paz de la Unión Europea (UE) que entrenan al Ejército Nacional Somalí en Mogadiscio, causando lesiones a varios civiles que se encontraban cerca, confirmó el ministerio de Defensa de Italia en un comunicado.

Las fuerzas italianas forman parte de la Misión de Capacitación de la UE en Somalia, que ofrece asesoramiento militar y proporciona capacitación al ejército somalí, actualmente es respaldado por unos 20 mil efectivos de mantenimiento de la paz africanos, que ayudan al país a recuperarse de décadas de guerra civil y una insurgencia islamista.

En el último año, el grupo Al Shabab ha perpetrado varios atentados contra hoteles, restaurantes y edificios públicos en Somalia, muchos de ellos en Mogadiscio, incluidas comisarías, oficinas de gobierno e incluso la sede presidencial, recordó la cadena Al Yazira.

Al Shabab (Los Jóvenes, en árabe) fue el autor del atentado del 14 de octubre de 2017 contra un centro comercial de Mogadiscio, el más letal en África con más de 600 muertos y el segundo en el mundo, luego de los del 11 de septiembre de 2001 contra las Torres Gemelas en Estados Unidos.

El grupo también ha perpetrado acciones fuera de Somalia, incluida la registrada en abril de 2015 contra una universidad en la ciudad keniana de Garissa, donde al menos a 148 personas murieron, y el atentado en un bar de Uganda contra aficionados que disfrutaban de la final de la Copa Mundial de Futbol de 2010, que dejó 76 muertos.

TAGS EN ESTA NOTA: