compartir en:

Por Maricela de la Cruz

Veinte años después de su desaparición en Acapulco, y sin recordar su pasado, “Alicia” regresa con su familia; sin embargo, está dispuesta a descubrir por qué estuvo alejada tantos años de sus seres queridos. La premisa anterior es la trama de “La hija pródiga”, producción de TV Azteca protagonizada por Isabel Burr, que a través de 80 capítulos dejará al descubierto los secretos de la familia Montejo.

“No es una historia que sólo hable de un tema. Se aborda el secuestro, la maternidad, el alcoholismo, la sexualidad y la pedofilia. A la gente le va a mover el corazón porque son situaciones que pasan; la gente se va a identificar con la producción. Estoy encantada de hacer este proyecto”, afirmó Isabel Burr en entrevista con Diario de México.

MÁS ALLA DE LA TV
Para construir el personaje, Isabel ha tenido que enfrentar varios retos actorales, ya que “Alicia” es multifacética. Su papel es el de una mujer que al no tener un riñón sufre de amnesia, situación que ha llevado a Burr a comprender cómo vive una persona a la que le falta un órgano, pero también a exponer la mafia que existe respecto a este asunto.

“El tráfico de órganos es un tema que se mantiene por debajo del agua, pero es algo que pasa”, aseguró. Este proyecto ha cautivado tanto a la actriz que entre sus planes a futuro está crear una fundación para ayudar a las personas que han sido víctimas de dicha problemática; también quiere generar conciencia.

Esta es la primera ocasión en la que Isabel Burr participa en un proyecto en televisión abierta, por lo que está consciente de la responsabilidad que significa, pero también de la oportunidad que representa; todo lo ha conseguido gracias al esfuerzo realizado durante sus 10 años de trayectoria.

“Yo escogí esta carrera porque a mí me gusta poder transmitir emociones; que la gente pueda reír o llorar a través de la actuación o de una historia. No ha sido nada fácil, han sido 10 años de lucha; soy muy selectiva con los proyectos que he escogido. He tenido que tocar muchas puertas. Es una carrera muy demandante que requiere mucha paciencia y concentración; es necesario que entregues todo tu tiempo”, confesó.

Aunque ha logrado encontrar el éxito, a Isabel aún le quedan muchas metas por cumplir; por lo pronto, ha puesto su corazón y todo su esfuerzo en “La hija pródiga”, una historia que está segura que atrapará al público.

 

TAGS EN ESTA NOTA: