compartir en:

MÉXICO.- A un año de la tragedia en Tlahuelilpan, Hidalgo, el gobierno federal presentó este viernes un informe sobre la atención que se ha dado a las víctimas de la explosión en un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) por una toma clandestina.

En su conferencia de prensa, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que la tragedia, ocurrida exactamente hace un año, ha sido el evento más triste que le ha tocado vivir en lo que va de su gobierno y refrendó su llamado a todos los que viven cerca de ductos para que no participen en la práctica del “huachicol”.

Destacó que se ha apoyado a los familiares de las víctimas y “tenemos el compromiso de seguir atendiendo las causas” que originan el robo de combustible.

El mandatario federal también refirió que, a pesar de la tragedia de Tlahuelilpan, que dejó 137 persona muertas y 13 más heridas, Hidalgo es la entidad con más "huachicol", seguido del Estado de México, por lo que exhortó a la población a no participar ya que es un riesgo.

“Es un llamado a todos, a la población en general, a las comunidades que viven cerca de los ductos, no es lo que se roban de combustible, son las vidas, es un riesgo altísimo”, expresó 

Al respecto, Petróleos Mexicanos (Pemex) informó que llevó a cabo acciones de apoyo social para la comunidad que alcanzan cuatro millones de pesos, con el objetivo de fortalecer las capacidades institucionales en materia de seguridad y salud de este municipio.

Nota recomendada: Gobierno ofrece cuatro mil empleos a migrantes en la frontera sur

En un comunicado, Petróleos Mexicanos (Pemex) indicó que, durante 2019, a través del Programa de Apoyo a la Comunidad y Medio Ambiente (PACMA), entregó al municipio 60 mil litros de combustible y 120 toneladas de asfalto.

Asimismo, se otorgó una ambulancia de urgencias médicas para atención prehospitalaria y una patrulla tipo pick up, con una inversión que asciende a más de cuatro millones de pesos.

DCVC

Con Información de Notimex

TAGS EN ESTA NOTA: