compartir en:

Durante la séptima Bienal de UNICEF Ball, que se realizó en Beverly Hills, California, el Fondo de las Naciones Unidas para la infancia reconoció el trabajo humanitario de Salma Hayek.

"Se necesita muy poco para hacer cambios grandes y muy grandes", afirmó Hayek en su intervención.

La organización entregó a la actriz el Premio al Liderazgo Danny Kaye, reconocimiento que lleva el nombre del actor de Hollywood Danny Kaye.

En su discurso, la histriona de 51 años recordó un viaje que realizó hace 10 años a Sierra Leona. En aquella ocasión colaboró con el organismo y amamantó al hijo recién nacido de otra mujer, ya que una joven de 15 años no podía alimentar a su hijo.

Por lo que Hayek se ofreció a darle de comer, debido a que días antes había decidido quitarle el pecho a su hija, así lo dio a conocer The Holywood Reporter. La imagen se dio a conocer tres años después cuando la UNICEF publicó la foto como parte de la historia de la lactancia materna en África.

 

Hayek destacó que en el mismo viaje administró vacunas contra el tétanos; sin embargo, un recién nacido murió en los brazos de la actriz por causa de la enfermedad, provocada por una infección materno-neonatal.

A finales  del año pasado, la actriz ayudó a recaudar más de 700 mil dólares para ayudar a los damnificados del temblor del 19 de septiembre.

TAGS EN ESTA NOTA: