compartir en:

Texto: Omar González / Fotos y videos: Julio Ortega

México.- La Ciudad de México vive un segundo día de caos por el desabasto de gasolina, ya que los automovilistas tienen que recorrer gran parte de la capital del país en busca de estaciones de servicio abiertas y si encuentran alguna, deben esperar más de dos horas para poder cargar combustible. 

También ciudadanos a pie se dan cita en las gasolineras para llenar bidones o envases de plástico, las compras de pánico se incrementaron ante el anuncio que hizo el presidente Andrés Manuel López Obrador la mañana de este miércoles en el que reconoció que la escasez del hidrocarburo se debe a una fuga en el ducto que va de Tuxpan, Veracruz a Azcapotzalco en la Ciudad de México, debido a una toma clandestina a la altura del estado de Hidalgo. 

“Me quedé en Santa Fe con mi carro parado anoche porque ya no había gasolina, ya llevo aquí dos horas, necesito que me vendan el botellón para moverme, tengo ahorita una urgencia con un hijo que tengo enfermo, pero a ver si me llenan, ojalá, y si no, a ver que hacemos”, aseguró a Diario de México un taxista que esperaba su turno en la fila, a tres cuadras de la estación de servicio ubicada en la esquina de Avenida Revolución y Andrea del Sarto, en la colonia Nonoalco, en la alcaldía Álvaro Obregón. 

El hombre, de aproximadamente 60 años de edad, iba como copiloto a bordo de una camioneta y llevaba consigo dos bidones, cada uno de 5 galones, para abastecerse de combustible. 

“Recorrí todas las (gasolineras) de Santa Fe, también acá por Tacubaya, pero no hay gasolina y ahorita vamos a ver si me venden... No sé cómo le voy a hacer para moverme ahorita, porque así con esta gasolina no me va a alcanzar para trabajar. Tendré que buscar y si no, pues ya, mejor me detengo, me paro, pues ya qué”, aseveró. 

Otro trabajador del volante expresó que llevaba el mismo tiempo en la fila, pero él ya había recorrido todas las estaciones de servicio desde San Ángel hasta ese punto sin éxito. 

“Son dos horas de trabajo que ya perdí y tengo que recuperarlas de alguna manera, ya no voy a ir a comer a casa, entonces esas dos horas que yo tomaba para mis alimentos, voy a tener que hacerlas en la calle. Pediría al gobierno que se normalice esto, según dicen que no hay problemas, pero veo que la gente está haciendo compras de pánico. Me quedé sin gasolina, ya no traigo nada, desde anoche sufriendo con estos problemas”, manifestó. 

En otro punto de la ciudad, en la gasolinera ubicada en el cruce Avenida Universidad y Coyoacán, colonia Acacias, en la alcaldía Benito Juárez, el tráfico vehicular se encuentra a vuelta de rueda debido a que los automotores forman tres filas para buscar el suministro, bloqueando casi en su totalidad las citadas vías. 

Elementos de Tránsito se encuentran en el lugar para intentar dar fluidez a la circulación vehicular, pero los conductores se aferran a poder ser atendidos por los despachadores. Incluso algunos de los automovilistas señalaron que después de haber esperado por más de 30 minutos, los oficiales les informaron que en la estación de servicio ya no había gasolina, lo cual no era cierto y ante esta situación decidieron seguir en la fila. 

“Hace como media hora estaba formado y empezaron a decir que ya no había gasolina, los señores oficiales ya no me dejaron entrar. Y ¿cuál es la sorpresa? Que parece que todavía hay gasolina, de hecho, ya pregunté y me dijeron que sí me pueden despachar. Soy taxista y me ha afectado el desabasto”, señaló uno de los conductores. 

 

Mientras que otros “clientes” señalaban que fueron sacados de la “cola” y criticaban la falta de coordinación de los agentes de Tránsito. 

“Me regresaron de la fila, llevo mucho tiempo esperando para poder cargar gas y no hay como una coordinación entre los que están atendiendo y los oficiales. Entonces me sacan de la fila diciendo que ya no había servicio ni suficiente combustible y resulta que sí están cargando ahorita, entonces es medio complicado porque no existe como un arreglo o un acuerdo, ni tampoco organizan bien, se está generando un problema muy grande”, advirtió una usuaria. 

En torno a este problema, se esperaba que la situación se normalizara este miércoles, pero la demanda era visible en varios establecimientos de combustible de la capital durante la tarde. El Gobierno de la Ciudad de México pide paciencia a sus habitantes.

TAGS EN ESTA NOTA: