compartir en:

México.- Después de que México se abstuviera de votar en la reunión de Organización de los Estados Americanos (OEA) para desconocer a Nicolás Maduro como presidente legítimo de Venezuela, el país hizo un llamado a no cerrar el diálogo con la nación sudamericana, incluso, se ofreció como un puente de comunicación.

 

“México se ofrece como un puente de comunicación. Como ya se ha mencionado, nuestra apuesta es por la diplomacia, pues es la única vía para encontrar soluciones a los problemas que enfrenta Venezuela”, refirió Mariana Olivera, la representante alterna.

Agregó que la OEA tiene la responsabilidad de apoyar al país para dar soluciones pacíficas a su situación que se vive en Venezuela.

Olivera West enfatizó que el organismo ya ha colaborado con otros países para dialogar y mediar en las crisis que atraviesan sin importar su complejidad, por lo que Venezuela no debe ser la excepción a ello.

Dado lo anterior, hizo un llamado a todos los actores para crear un “entorno favorable” que permita establecer un dialogo con el que se puedan promover acuerdos que permitan recuperar la tranquilidad en Venezuela.

Respecto a la abstención en la votación, dijo que no debe interpretarse como una falta de interés por parte del país en el tema.

“Tengan por seguro que los derechos humanos y la situación en Venezuela, así como en cualquier otro lugar del continente, son una prioridad para la política exterior de México”, enfatizó en su intervención. 

 

Vah 

TAGS EN ESTA NOTA: