Dice FGJ haber suspendido a 59 servidores públicos por faltas administrativas

Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México.- Según Ernestina Godoy Ramos, encargada de la Fiscalía General de Justicia (FGJ), el cambio de nombre de procuraduría no solo es una fachada, sino un cambio profundo.

Al respecto, señaló que este año la dirección de Asuntos Internos suspendió a 59 servidores públicos por faltas administrativas, entre ellos 6 responsables de agencias, 3 ministerios públicos supervisores, 32 ministerios públicos, 14 oficiales secretarios y 4 peritos, al tiempo que subrayó que fueron detenidos 11 servidores públicos en flagrancia.  

“Nos hemos comprometido a eliminar la corrupción y las malas prácticas al interior de nuestra institución”, comentó.  

Godoy Ramos aseguró frente a Claudia Sheinbaum Pardo, jefa de Gobierno, que el órgano autónomo local trabaja en la redacción de una iniciativa que será presentada para su discusión y así revisar este ilícito que va al alza. 

“Conspirar contra la justicia desde dentro de la fiscalía es una traición a la responsabilidad pública y a la ciudadanía, dijo.

En el marco de su segundo informe de labores, Godoy Ramos convocó a la sociedad en su conjunto a revisar la figura legal que combata el delito de violencia familiar y crear redes de atención en las 16 alcaldías.

Mencionó que este ilícito se ha vuelto una recurrente en los últimos meses.

Por su parte, el Consejo de Honor y Justicia de la Policía de Investigación, reveló que tiene al menos 426 expedientes iniciados por faltas a los principios y normas, de los cuales afirmó que ha suspendido a 79 uniformados y que 32 han sido destituidos. 

IMCM