Morena y aliados avalan en fast track leyes secundarias en materia electoral

Foto: Cuartoscuro

Redacción

Ciudad de México.- Después que las bancadas de oposición del PAN, PRI, PRD y MC rechazaran los cambios constitucionales de la reforma electoral, Morena y sus aliados lograron que se aprobaran las modificaciones a leyes secundarias, ello a través de su denominado “plan B”. 

Anoche, antes de las 19:00 horas, los legisladores de la autollamada cuarta transformación no alcanzaron los votos de dos terceras partes del pleno para efectuar los cambios a la Constitución, por lo que los guindas llevaron a cabo una ruta para que el proyecto de modificaciones secundarias saliera adelante.  

En un debate de descalificaciones y con el retiro de varios integrantes de la oposición, el partido fundado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, ha dado luz verde a que haya una reestructura al Instituto Nacional Electoral (INE), siendo que el primer embate sería para la Secretaría Ejecutiva del organismo, cuyo titular, Edmundo Molina, tendría que ser removido de manera anticipada. 

Y es que Morena presentó un dictamen que planteó las mismas modificaciones propuestas por el Ejecutivo federal a la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, de la Ley General de Partidos Políticos, y de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, y expide la Ley General de los Medios de Impugnación en Materia Electoral, planteamientos que recibieron 261 votos a favor con todo y las modificaciones propuestas durante la sesión. 

METEN CAMBIOS CON UN “PLAN C” 

Mientras que la Ley General de Comunicación Social y la Ley General de Responsabilidades Administrativas consiguió 267 votos en lo general y particular; estas incluyeron los cambios acordados junto al PT y PVEM. 

Previo al llamado “plan B”, Morena y aliados presentaron el “plan C”, es decir, la construcción de dos nuevas iniciativas que fueron turnadas a las comisiones legislativas y que de manera rápida se propusieron reformas estas dos leyes mencionadas. 

Tanto PT y PVEM orquestaron este “plan C”, dado que en sus diversas reservas lograron que se dé garantía de sobrevivencia a los partidos pequeños. 

Luego de este proceso, las reformas avaladas se turnaron al Senado de la República para continuar con su trámite legislativo, donde todo indica que Morena, PT y PVEM consumarán el anhelo presidencial, dado que al no ser modificaciones constitucionales, sólo requieren de mayoría simple, misma que tienen sin ningún problema. 

IMCM 

Edictos