compartir en:

Cerca de 50 millones de pesos fueron transferidos por el exgobernador de Coahuila, Humberto Moreira, en 2010, a una empresa fantasma de Nuevo León, consta en el expediente por el que la Procuraduría General de la República (PGR) lo exonera.

Se trata de 18 pagos por 49 millones 369 mil pesos cedidos a Construcciones Chavana, cuyo domicilio fiscal es Estribo 1213, colonia Hacienda de Guadalupe, en el municipio de Guadalupe. Los socios, identificados por Reforma, son Elena Martínez Chavana, Eréndira Martínez Chavana, José Cuitláhuac Díaz Ramírez y Lorenzo Ricardo Acevedo Hernández.

De acuerdo con el empresario radiofónico Rolando González, quien declaró ante una corte de Texas, en Estados Unidos, de 2006 a 2009 recibió millones de dólares a través de dicha empresa utilizada por Moreira para el desvío de recursos públicos. La PGR no constató la aseveración.

En abril de 2015, Moreira compareció ante la Procuraduría y argumentó que a él no le correspondía realizar las transferencias y culpó a la Secretaría de Finanzas estatal. Un mes después, la administración de Rubén Moreira eximió a su hermano.

Construcciones Chavana fue proveedora también de Metrorrey y Simeprode del también exgobernador del estado regiomontano Rodrigo Medina Mora.