Bill De Blasio, alcalde de la Ciudad de Nueva York, anunció que se extenderá el toque de queda hasta el domingo 7 de junio de las 20:00 a las 05:00 horas, a partir de este martes.

Andrew Cuomo, gobernador del estado, había dicho el lunes que la imposición del toque de queda sería de 23:00 a 5:00, pero se añadieron tres horas.

Cuomo y De Blasio anunciaron que se duplicará la presencia de agentes del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD, por sus siglas en inglés), de 4 mil a 8 mil,  con el objetivo de prevenir brotes de violencia, así como daño a propiedades.

El despliegue de uniformado será en el centro de Brooklyn y en el Bajo Manhattan, lugares en los que se concentró la violencia durante el fin de semana.

¿Acatarán la orden de Trump?

El lunes por la noche, el presidente Trump emitió un mensaje a nivel nacional desde el Rose Garden de la Casa Blanca, para anunciar que invocaría la Ley de Insurrección de 1807, una ley federal que le da la facultad de desplegar tropas en el territorio estadounidense para reprimir el desorden civil, insurrección o rebelión.

Trump dijo que haría uso de esta ley si los gobernadores no desplegaban a la Guardia Nacional para contener a los manifestantes que han tomado las calles para exigir justicia en el caso de George Floyd, asesinato a manos de la policía de Minneapolis.

El gobernador Andrew Cuomo dijo que el NYPD tiene suficiente personal, pero que si la situación se convierte en un problema, se verá obligado a llamar a la Guardia.

Nota recomendada: Dos autopsias lo revelan: muerte de George Floyd fue por homicidio

El mandatario estatal también pidió que se distinga entre los manifestantes y los “saqueadores”. Afirmó que tanto las protestas, como los saqueos y la pandemia de COVID-19 necesitan ser atendidos de forma separada y no borrar unos a otros, pues olvidarlos sería preocupante.

El Departamento de Policías de Nueva York informó que arrestaron a 700 personas durante la noche del lunes, pues se encontraban en las calles durante el toque de queda en manifestaciones contra la falta de respuestas al racismo.

Por la mañana, el presidente Donald Trump aseguró que Nueva York se “perdió” entre “saqueadores, ladrones, radicales de izquierda y todas las formas de escoria”, pero el gobierno del estado se niega a “aceptar su ayuda” y recibir a miembros de la guardia nacional.

TAGS EN ESTA NOTA: