México.-El operativo “fallido” para la detención de Ovidio Guzmán López, hijo de “El Chapo Guzmán”, en Culiacán, Sinaloa, dejó un saldo de siete personas muertas, entre ellas un civil, cinco agresores y un elemento de la Guardia Nacional.

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana detalló que, además, 16 personas resultaron lesionadas. Asimismo informó que con el fin de garantizar la seguridad de la ciudadanía se implementó un programa de reforzamiento y despliegue de fuerzas federales en la ciudad sinaloense.

Nota recomendada: 'Todos debemos defender la vida', dedica AMLO mensaje a militares

Mediante su cuenta de Twitter, la dependencia señaló que van a revisar los protocolos de actuación durante el operativo de captura para deslindar las responsabilidades del grupo de las fuerzas federales que participó.

Reiteró que en esa acción “no se involucró ninguna negociación con los delincuentes”, y aseguró que se trabaja para que la tranquilidad regrese a la ciudadanía en Culiacán.

ACV 

TAGS EN ESTA NOTA: