compartir en:

Santiago.- El sacerdote chileno Cristián Precht Bañados, investigado por presuntos abusos sexuales contra menores,fue expulsado por el Papa Francisco, informó hoy el Arzobispado de Santiago.

A través de un comunicado, se señaló que el prefecto de la Congregación para la Doctrinade la Fe, Luis F. Ladaria, notificó al arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, de la decisión “inapelable” del Papa.

Francisco decidió la “dimisión del estado clerical 'ex officio et pro bono Ecclesiae' y la dispensa de todas las obligaciones unidas a la sagrada ordenación” de Precht Bañados.

El Arzobispado de Santiago envió a la Congregación para la Doctrina de la Fe los resultados de la investigación contra Precht Bañados realizada en el marco del “Caso Maristas”.

El Vaticano determinó, durante 2012, que el sacerdote había tenido “conductas abusivas” varios años antes, razón por la cual fue castigado con cinco años de prohibición de ejercer su ministerio en el marco de una nueva vida de “oración y penitencia” que tuvo que cumplir.

Un grupo de presuntas víctimas de abusos en colegios de la Congregación de los Hermanos Maristas denunció a cinco religiosos, entre ellos Precht Bañados, quien descartó su participación en los hechos.

Cristián Precht Bañados, fue ordenado sacerdote en agosto de 1967 y en 1974 fue nombrado como secretario ejecutivo del Comité Pro Paz, entidad creada por la iglesia para defender y promover los derechos humanos en el inicio de la dictadura (1973-1990).

En 1976 asumió la Vicaría de la Solidaridad, en la que ocupó cargos de responsabilidad en la iglesia, como vicepresidente de la Comisión Nacional que preparó la visita del Papa Juan Pablo II a Chile, en 1987.

Cabe recordar que hace unos días, la Corte Suprema de Justicia acogió un recurso de amparo presentado por los abogados defensores del religioso contra el Arzobispado de Santiago, el que lo había suspendido en agosto pasado respecto de los actos propios de su ministerio sacerdotal.
 

JFHP

TAGS EN ESTA NOTA: