compartir en:

Chiapas.- Mario Gómez, periodista y corresponsal del Heraldo de Chiapas, quien fue asesinado a tiros a fuera de su domicilio la tarde de este viernes, había interpuesto una demanda por amenazas de muerte ante la Fiscalía General del Estado (FGE).

El periodista recibió varias intimidaciones por parte de grupos armados que operan en Yajalón y municipios cercanos, como Chilón y Tumbalá.

Por ello, en junio de 2016 interpuso una denuncia, sin embargo, los hechos nunca fueron investigados a fondo y es la causa de su muerte, aseveró la hermana del fallecido, Nancy.

“Mi hermano ya no salía de casa por las noches, sólo durante el día  por razones laborales y además viajaba en taxi”.

De acuerdo a la familiar, quien dijo que el homicidio fue “una muerte anunciada”, Mario recibía llamadas en las que le decían “cuídate pendejo, porque estamos sobre ti” y “te vamos a  levantar en el parque”.

Relató que aunque las autoridades le otorgaron resguardo de policías ministeriales durante 3 meses, jamás  “se profundizó en las investigaciones para saber de dónde provenían las amenazas que mantenían en zozobra a la familia”.

“No se  investigó cómo debía dado el riesgo. Cuando se le retiraron las medidas preventivas empezaron otra vez las amenazas en su contra; por eso mi hermano vivía con miedo y tomaba las precauciones necesarias, hasta que hoy lo esperaron fuera de casa y lo mataron”.

LA INVESTIGACIÓN

Raciel López Salazar, fiscal general de Chiapas, informó que elementos ministeriales, junto al titular de la Fiscalía de Homicidios, se trasladaron al municipio de Yajalón con la intención de agilizar la investigación.

De igual manera, se establecerá un cerco de seguridad formado por policías preventivos, en el domicilio de Mario Gómez, a petición de la familia.

La Fiscalía de Homicidio prometió que agotarán todas las líneas de investigación, para poder “llevar ante la justicia a los responsables”.

Mario Gómez Sánchez, de  40 años, fue acribillado mientras salía de su hogar en Yajalón, por lo que fue trasladado a un hospital, donde finalmente falleció.

El ataque, que ocurrió alrededor de las 17:00 horas de este viernes, fue perpetrado por dos sujetos que huyeron a bordo una motocicleta.  

El periodista, a quien le sobrevive un hijo de 7 años, cubría una zona donde se vive una gran violencia, debido a la presencia de grupos armados ligados a grupos de poder.

NJAR

TAGS EN ESTA NOTA: