Redacción

El líder opositor ruso Vladimir Zhirinovsky sugirió vender los restos del líder de la Revolución de 1917, Vladimir Lenin, que permanecen embalsamados en un mausoleo en la Plaza Roja de Moscú, para saldar la deuda adquirida por la pandemia del coronavirus.

“Podríamos vender la momia de Lenin. Hay compradores: China, Vietnam o algún otro tipo de (país) comunista. Y el cuerpo de Lenin está en buen estado, fue momificado hace sólo 96 años”, publicó Zhirinovsky, líder del partido ultranacionalista LDPR (segunda fuerza de la oposición en Rusia), en su perfil de Twitter.

Lenin es, además de un símbolo, una gran atracción turística en plena Plaza Roja desde su muerte en 1924. 

LA MOMIA BOLCHEVIQUE

El primer mausoleo fue construido en madera, de manera provisional, tres días después de la muerte del líder bolchevique, el 21 de enero de 1924 a la edad de 53 años.

A los 30 días cerró sus puertas para que se llevara a cabo un nuevo embalsamamiento que fuera capaz de conservar el cuerpo del líder durante años. 

Mantener el cuerpo intacto de Lenin cuesta al Estado unos 173 mil euros al año (poco más de 193 mil dólares anuales).

La economía rusa ha estado en hibernación desde marzo y el petróleo, que es el tesoro nacional, ha visto sus precios desplomarse. 

cmd

TAGS EN ESTA NOTA: