compartir en:

CIUDAD DE MÉXICO.- Debido que no hay una imputación directa, los cuatro policías acusados de abuso sexual contra una joven de 17 años en Azcapotzalco, podrían quedar en libertad y continuar en su trabajo, informó la titular de la Procuraduría General de Justicia, Ernestina Godoy.

La funcionaria señaló que, a pesar del testimonio de la víctima, los videos, las pruebas médicas y psicológicas que acreditan la violación contra la menor, no existe una imputación directa y por ende, no pueden integrar una carpeta, debido a esto los policías tendrán que regresar a su trabajo.

“Si no hay una imputación directa y no tenemos la posibilidad de integrar la carpeta con lo que tenemos para poder hacer una imputación van a tener que regresar a su trabajo, no vamos a fabricar culpables”, declaró.

Indicó que están analizando los elementos con los que cuentan en la carpeta para poder hacer la imputación, no obstante, mientras eso ocurre, no hay ninguna razón para mantener resguardados a los elementos, por lo que continuaran laborando.

Nota recomendada: [Video] Así se ejecutó el robo millonario en la Casa de Moneda

Respecto al tema y tras la difusión de dos testimonios de mujeres que denunciaron haber sido víctimas de violación, presuntamente por policías de la Ciudad de México, ciudadanas convocaron a una protesta para el próximo lunes 12 de agosto.

Con los hashtag “#NoMeCuidanMeViolan” y “#LaPolicíaViola”, las inconformes llamaron a marchar a las 12:00 horas del próximo lunes, desde las oficinas de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) hasta el edificio conocido como ‘Búnker’, de la Procuraduría General de Justicia (PGJ).

TAGS EN ESTA NOTA: