compartir en:

México.- Después de tres intentos, Andrés Manuel López Obrador fue declarado como presidente electo de México. El 1 de diciembre de este año tomará el cargo del Poder Ejecutivo, sin embargo, no durará seis años como presidente de México, ¿por qué?

El 2014, el presidente Enrique Peña Nieto impulsó la reforma político electoral, la cual dicta que el periodo de transición entre un mandatario y otro se debe reducir de cinco a tres meses, es decir, que el sucesor tomaría protesta el 1 de octubre y no de diciembre.

Esta política, por supuesto que no aplicó con Peña Nieto, pero sí lo hará con López Obrador, quien deberá dejar su cargo el 30 de septiembre de 2024 para que el siguiente inicie su periodo presidencial al día siguiente.

Dicha reforma se aplicó al artículo constitucional 83, en el cual se explica que, con la modificación, el nuevo presidente podrá tener tiempo suficiente para formular y presentar su propuesta de Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos de la Federación, así, el presidente saliente no puede fijar la política económica durante el primer año del mandatario entrante.

TE PUEDE INTERESAR: López Obrador conversó con primer ministra del Reino Unido

La nueva medida será una forma de reducir el tiempo de la elección, la evaluación de ésta y la toma de posesión del presidente electo; dicha etapa de transición es muy extensa si se compara con otros procesos electorales en el mundo que no requieren de tantos meses para hacer un cambio de administración.

Esta norma afectará directamente y exclusivamente a López Obrador ya que será presidente por cinco años 10 meses; después de él, quien tome protesta, estará en el cargo por seis años y así sucesivamente.

Vah

TAGS EN ESTA NOTA: