compartir en:

Europa.- La esperanza de vida de los europeos es mayor a diferencia del resto de la población global, pero esto podría cambiar debido al incremento de ciertas enfermedades como la obesidad.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2015, la edad promedio de mortalidad era de 77.8 años de edad, pero ese número podría bajar en los próximos años.

Aunque lo anterior podría afectar sólo a ciertos países, por ejemplo, Luxemburgo tiene la mejor esperanza de vida ya que la mayoría de sus habitantes mueren a los 83 años; en Moldavia -con el índice más bajo-, mueren a los 72. Y las mujeres, en general, viven 6.6 años más que los hombres. Así que, hay ciertos factores que pueden determinar el número de años que viva una persona.

Hay algunas prácticas que pueden afectar la salud de los europeos y disminuir su calidad de vida, lo que podría quitarles el título de “los que más tiempo viven”.

De acuerdo con el estudio, la muerte prematura por enfermedades cardiovasculares, diabetes y deficiencias respiratorias aumentarán 1.5% en 2020.

Además, el tabaquismo se ha incrementado en los últimos años y cada vez son más jóvenes las personas que empiezan a fumar. En cuanto al alcoholismo, el consumo de bebidas ha disminuido, pero no lo suficiente para marcar una diferencia ya que los europeos son los que más ingieren alcohol a nivel mundial.

Entre otros factores, están las enfermedades como el sarampión, la cual afecta principalmente a los niños. Además, no en todos los países se tiene un control de cuántos presentan este tipo de padecimientos o, simplemente, no aceptan las vacunas para prevenirlos ya que no las consideran como seguras.

Por otro lado, está la obesidad, un mal que aqueja a todo el planeta; pero en Europa las cifras se han elevado de manera alarmante, tan sólo en 2014, se registró que el 40% de los niños de 11 años en Grecia, tenía sobrepeso; mientras que en Italia, Malta y España, se estima que uno de cada cinco menores de edad es obeso.

Lo anterior se debe a la mala alimentación, la cual cada vez más se basa en azúcares y grasas. A ello se le suma que muy pocos realizan alguna actividad física.

Así que, los europeos ya no pueden presumir de tener la mejor salud o vivir más que todo el mundo.

Vah

TAGS EN ESTA NOTA: