Ciudad de México.- Ante la problemática que ha surgido por el retraso del pago de agua que tiene nuestro país con Estados Unidos, y que por ley debe realizare ya que se estipula en un tratado bilateral de 1944, ayer se varias protestas rechazaron el trasvase del líquido vital de presas de Chihuahua al río Bravo.

Los agricultores de Chihuahua incendiaron tres edificios públicos, destruyeron vías de ferrocarril y quemaron de casetas de peaje. Estos hechos tuvieron lugar en la ciudad de Delicias y en la autopista estatal Jiménez-Juárez, municipios de Saucillo y Camargo.

Según La Razón, cerca de 50 personas le prendieron fuego a las oficinas de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y de la Secretaría de Bienestar en Delicias.

Asimismo, aseguró que robaron un camión de la empresa Ferromex y una grúa de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), para sustraer tres camionetas de Conagua y quemarlas sobre las vías del tren.

Con base en información que afirma haber recabado de medios locales, trasciende que los inconformes dañaron el edificio Lerdo de Tejada, que alberga las oficinas de Recaudación de Rentas estatal, además de un inmueble de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Registro Civil, Educación, Transporte del Estado, Pensiones Civiles del Estado, Conciliación y Arbitraje y Fiscalía.

CULPAN A LA OPISICIÓN

Esta mañana en su habitual conferencia, el presidente Andrés Manuel López Obrador refirió que estas manifestaciones fueron alentadas por políticos opositores.

“Están aprovechando algunos, ahora sí, para llevar agua a su molino... políticos de la oposición, en este caso políticos del Partido Acción Nacional” aseveró el mandatario federal.

Nota recomendada: Licitaciones del Tren Maya son trasparentes y en apego a las leyes: Fonatur

López Obrador apuntó que los agricultores no se quedarán sin agua y que México recibe más de este líquido por parte de Estados Unidos del que se les regresa.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: