compartir en:

Ciudad de México.- La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) volvió a evidenciar que la situación económica de México atraviesa por una crisis, esto al reducir por tercera ocasión consecutiva la tasa de interés de 25 puntos base.

Aunado a esto, un tercer acortamiento al hilo era algo que no sucedía desde inicios de 2009.

Este recorte se dio en línea con lo esperado por la mayoría de los analistas, y fue avalado por tres de los cinco subgobernadores del banco central, quienes dejaron el referencial en 7.50 por ciento, un nivel sólo visto dos veces en la última década, febrero de 2008 y marzo de 2018.

Los subgobernadores que se opusieron a esta medida plantearon que la resolución fuera de 50 puntos base, para dejar el referencial en 7.25 por ciento.

Dicha medida surge en el ámbito en el que la inflación mantiene el rango objetivo del Banxico por nueve quincenas consecutivas, pero con una economía estancada con un crecimiento de casi cero en lo que va de 2019.

Nota recomendada: Crece el desempleo, 2.1 millones de personas sin trabajo: Inegi

Según especialistas, un recorte en el referencial puede ser positivo, toda vez que impulsaría el avance de la economía, esto al generar estímulos por el abaratamiento de los créditos para el gasto de las empresas y los consumidores.

No obstante, esta baja aún mantiene al país como la cuarta más alta entre las economías emergentes, por detrás de Argentina, Turquía, Ucrania y Egipto.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: