compartir en:

Luego del tiroteo registrado en una escuela de Florida, en el que murieron 17 jóvenes,  Donald Trump, presidente de Estados Unidos, sugirió la presencia de maestros armados dentro de las escuelas como respuesta a la amenaza de la violencia.

El mandatario estadounidense indicó que “si tienen un maestro adepto a las armas de fuego, ellos bien podrían terminar el ataque bastante rápido”.

La propuesta del mandatario no fue bien recibida por los familiares de víctimas, quienes fueron convocados en la Casa Blanca, debido al ataque del pasado miércoles.

“Aprecio el punto sobre armar a maestros. Personalmente no es algo que apoyo. En lugar de armarlos con armas de fuego, mejor armarlos con el conocimiento para prevenir que estos actos pasen”, dijo Nicole Hockley, cuyo hijo Dylan fue uno de los 21 niños asesinados en la primaria Sandy Hook en Connecticut en 2012.

 

 

TAGS EN ESTA NOTA: