compartir en:

Hacer una compra inmobiliaria no es cualquier cosa. Se requiere bastante documentación, una suma sustanciosa de dinero y el respaldo de un buen crédito hipotecario. Además es necesario dedicarle bastante tiempo y concentración, para averiguar exactamente qué quieres.

Lo primordial es evaluar tus necesidades inmediatas y a futuro: ¿te es importante estar cerca del trabajo, de la familia, del gimnasio o de los bares? A lo mejor tu método de transporte también dictará dónde escogerás un hogar y de qué tipo, los que no tenemos coche o preferimos movernos en metro y con aplicaciones de chófer privado, podríamos preferir un lugar más céntrico y sacrificar el lugar de estacionamiento.

No solamente se debe evaluar las zonas sino las características de la calle que quieres habitar. Considera si prefieres que haya vida en la calle, que esté muy callada la zona, o si necesitas estar cerca de calles grandes un departamento interno podría convenir más que uno con ventanas que dan a una avenida.

También tu tipo de familia dictará tus necesidades, y tus mascotas porque ¡ellos podrían preferir que escojas un lugar con jardín! Pero no solamente por no estar en pareja de momento o no tener hijos deberías limitarte a comprar un depa con un solo cuarto: la vida con roomies es una excelente elección para los que no quieren llegar a una casa vacía.

Una vez que decidas qué buscas, empieza la búsqueda en línea para hogares dentro de tu presupuesto. Muchos iniciamos esta búsqueda a ciegas y sin ayuda profesional, por lo que terminamos sufriendo intentando entender todos los términos, los puntos Infonavit, entender lo que implica investigar una casa en venta que hemos visto anunciado, y que tendremos que presentar al banco para que se apruebe la hipoteca… hasta tal punto que mucha gente desiste.

Si no tienes nada de experiencia y sabes poco más de tu presupuesto, tu zona favorita y que tienes ganas de comprar, Tu Cantón te puede ayudar con información, apoyo y el papeleo. Más allá de ofrecer una guía de inmuebles, sus especialistas se encargaran de tus trámites y procesos sin ningún costo.

Por otro lado se puede contratar un agente o consultor inmobiliario privado. Existen muchas agencias sobre todo en las grandes ciudades con todo el conocimiento que necesitas pero sí llevan un costo. Sin embargo el apoyo de un profesional te ahorrará mucho tiempo y sobre todo, te ayudará a centrarte en las decisiones.

TAGS EN ESTA NOTA: