compartir en:

Por Carlos Meraz

Un metrónomo es un aparato usado para indicar tiempo o pulso de las composiciones musicales. Basándose en ello, el artista mexicano-canadiense Rafael Lozano-Hemmer concibió su instalación “Metrónomos”, con ocho horcas invertidas que muestran estadísticas de crímenes contra la humanidad, así que cada que surge un nuevo registro las sogas se mecen al ritmo de la magnitud de la desgracia.

De los ocho péndulos del dolor, donados por el artista a la colección permanente del Museo Memoria y Tolerancia (MMyT), cada cuerda indica el ritmo de un estremecedor dato global que, según cifras proporcionadas por el recinto, son: exterminio por hambre (56 por hora), mujeres violadas (mil 27 por hora), tortura (18 por hora), niños desplazados forzosamente (444 por hora), niños esclavizados (mil 166 por hora), desaparición forzada (2 por hora), asesinatos (51 por hora) y extinción de especies (8 por hora).

“Es una escultura sinética, con sensores o mecanismos de métricas que ofrecen datos y los ejemplifican, pues al escucharlos no nos dicen nada, como que 80 mil niños mueren por enfermedad, eso nuestro cerebro suele omitirlo, desafortunadamente.

“Es como la dicotomía de los zapatistas, que no querían que soñáramos sino que despertáramos. Por eso creo que es una obra que pretende ser optimista, lo grave es nuestra incapacidad de visualizar esos datos”, explicó Lozano-Hemmer.

Pero los números no mienten, son fríos, calculadores y contundentes, como tampoco lo hace el angustiante vaivén de las sogas al compás del triste acontecer mundial, que va en aumento para desgracia de eso a lo que aún nos empeñamos en llamar civilización o humanidad.

IMPACTARÁ A MANCHESTER

Lozano-Hemmer reveló que prepara una mastodóntica instalación en Manchester, Reino Unido, la más ambiciosa en su carrera, consistente en levantar un edificio con 50 contenedores marítimos apilados y dentro habitará la exposición “Memoria Atmosférica”, que se inaugurará el próximo 5 de julio y estará hasta el 18, como parte del Manchester International Festival.

El monumental ensamble saldrá de tour y se montará en Montreal, Canadá, y el artista espera que también existan las condiciones para que pueda presentarse en la Ciudad de México.

“Mi trabajo es tan grande como mis inseguridades”, sentenció.

DE MONTERREY AL PASEO DE LA REFORMA

El próximo 22 de agosto, Lozano-Hemmer expondrá en el Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey, también conocido por su acrónimo MARCO, con la muestra "Presencias Inestables”, que incluye 35 piezas.

"Mis hijos me dicen que no soy un artista, porque no sé dibujar. Por eso me considero más como un director teatral o de orquesta, pues trabajo en conjunto. El arte de hoy es colaboración", destacó.

Destacó que hay algo que desearía hacer por la CDMX y eso sería cambiar el "horripilante" sistema de iluminación que ostenta la Avenida del Paseo de la Reforma.

"Más que añadir a la ciudad, se me ocurre quitarle una cosa. Como esa iluminación de Reno, Nevada, en la que convirtieron al paseo imperial en un 'strip mall'. Lo dejaron como tu antes dijiste: 'chafa'. Esa palabra me gusta mucho y define sus luces de colores, como si fuera una discoteca hortera", advirtió.

TAGS EN ESTA NOTA: