compartir en:

Guanajuato.- Tras once días de desabasto de combustible, el estado de Guanajuato implementó una estrategia para regularizar la situación en la entidad; el gobernador, Diego Sinhué Rodríguez, anunció que hoy terminará la descarga del primer ferrotanque con 9.7 millones de litros de gasolina provenientes de Mobil, en Texas.

En entrevista con Pascal Beltrán, el mandatario estatal señaló que sólo 110 de las 600 estaciones de servicio están abiertas por la falta de hidrocarburo. Agregó que esta crisis representa una pérdida de mil 200 millones de pesos, sin tomar en cuenta las complicaciones laborales, de comercio y turismo del estado porque se invierte tiempo en las filas de gasolineras.

Dado lo anterior, el funcionario había comentado previamente que compraría gasolina a Texas, Estados Unidos, para poder satisfacer la demanda de la ciudadanía y este martes, tras su regreso, aseguró que buscarán traer más producto desde el país vecino del norte.

 

“No estamos cruzados de brazos. No fuimos a comprar combustible a Texas, sólo hacer un vínculo, un vehículo, con exportadores y distribuidores para que llegue a Guanajuato. Es importante que Salamanca produzca, que abran los ductos, pero no queremos depender tanto de Pemex, sino buscar alternativas y lograr tener resultados”, explicó.

El gobernador dijo que el alivio de falta de combustible se verá de inmediato y de esta manera, las estaciones podrán dar servicios las 24 horas del día.

Sinhué Rodríguez dijo que la estrategia de transportar gasolina por ferrocarril, es una forma más redituable que en pipas, ya que éstas últimas tienen menor capacidad de cargamento, pues lleva de entre 30 y 50 litros, mientras que un ferrotanque puede albergar hasta 100 mil litros y cada tren puede transportar 97 ferrotanques.

El guanajuatense agregó que ya dialogan con otra empresa de Estados Unidos que tiene 45 gasolineras en la entidad, ello con la finalidad de que, poco a poco, se aumente la alternativa de comprar en las estaciones de otras marcas ajenas a Pemex, lo que generaría mayor competencia y beneficiaría al sector.

Señaló que en Texas el litro de gasolina está entre 9 y 11 pesos, mientras que en gran parte del país se vende al doble.

Vah

TAGS EN ESTA NOTA: