Colonos de la delegación Tlalpan aseguraron que en la demarcación existen, además del colegio Enrique Rébsamen, otras nueve escuelas particulares con irregularidades en el uso de suelo y en los niveles máximos de construcción.

De acuerdo con los inconformes, la titular de la delegación, Claudia Sheinbaum, no ha hecho nada al respecto para atender dicha problemática y sólo se ha dedicado a repartir culpas.

Los residentes de la delegación, en especial los que habitan la colonia Nueva Oriental Coapa, indicaron que en sólo ocho calles hay 10 escuelas, las cuales, desde su punto de vista, violan de manera clara los reglamentos de construcción.

Estos inmuebles en un principio era habitacionales, pero con remodelaciones improvisadas y con algunos parches se han convertido en escuelas privadas, acusaron los vecinos.

Expresaron que al igual que el colegio Rebsamen, de los nueve colegios que según ellos operan irregularmente, algunos pese a tener permisos para funcionar como kínder, han extendido su operación hasta el nivel bachillerato.

Pese a las denuncias, los inconformes aseguran que Sheinbaum ha hecho caso omiso, pues sólo se limita a recibir las notificaciones por escrito pero no ha resuelto las irregularidades en dichos planteles educativos.

Informaron que dicha colonia tiene una población aproximada de cinco mil habitantes, pero dada la densidad de escuelas que existen en el lugar, junto a la población flotante, alcanza los ocho mil o 10 mil personas que a diario circulan por la colonia, con los consabidos problemas de movilidad que eso provoca.

Entre los centros educativos que denunciaron están en condiciones similares que el Enrique Rebsamen, figuran los colegios Alejandro Guillot, Ashmont School, Colegio Palmerdton, Centro de Estudios Matemáticos y Gymboree.

TAGS EN ESTA NOTA: