compartir en:
Por Nadia Alcázar

Ciudad de México.- Desde las primeras horas del día, personajes nacionales y del extranjero comenzaron a reunirse en el Congreso capitalino, para la toma de posesión de Claudia Sheinbaum Pardo, quien se convirtió en la primera mujer en tomar la riendas de la Ciudad de México, como jefa de Gobierno.

Justo a las 09:00 horas, Sheinbaum Pardo se dirigió al Congreso de la capital caminando por la calle de Donceles, en compañía de un discreto dispositivo de seguridad; a su paso saludó y se tomó selfies con la ciudadanía, aparte de que recibió algunas demandas de la población.  

sheinbaum
FOTO: JULIO ORTEGA

Tras una aceptación generalizada, por parte de otros partidos y personajes públicos el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se hizo presente en la ceremonia de investidura, donde fue recibido de pie y con ovaciones que decían “es un honor estar con Obrador”.

Se adelantó, que como hoy, AMLO se hará presente una vez por semana en las reuniones del Gobierno de la Ciudad de México, para que ambas administraciones estén coordinados a favor de los capitalinos.

Fue hasta las 11:20 horas, que Claudia Sheinbaum Pardo tomó protesta en el Congreso de la Ciudad de México, en la que juró desempeñar “leal  y patrióticamente” el cargo de jefa de Gobierno.

Como mandataria local, aseguró que era un honor recibir este compromiso al frente de tan grandiosa ciudad como lo es la capital del país, en la que han pasado muchos eventos históricos e importantes para los mexicanos.

“Innovadora con esperanza” fue la ciudad que prometió para los capitalinos, durante su administración, a pesar, de los malos gobierno que han habido en los últimos años, donde se ha utilizado la fuerza para reprimir al pueblo y se permitió el regreso de  la corrupción, a favor de unos pocos.

Ante ello, Sheinbaum Pardo prometió que iniciara una nueva etapa de “honestidad y erradicación de corrupción y privilegios”, en la que se acabará la persecución y la violencia en contra las personas que piensen diferentes a los que gobiernan.

Por ello, ante la convicción de una ciudad “democrática y pacifista”, a favor del pueblo, desaparecerá de manera definitiva el cuerpo de granaderos, quienes pasaran a formar parte de otros agrupamientos o a la formación de uno nuevo grupo de protección civil.

Se terminó la compra de voto en forma de manipulación; la privatización de espacios públicos; los cobros desmedidos de fotomultas, predios y otros servicios; persecución laboral y compra de plazas; fueron algunas de la promesas que realizó.

Especificó que como la primera mujer frente a la Ciudad de México, promete la seguridad y el resguardo de los derechos de los sectores discriminados como los son las mujeres, personas con alguna discapacidad, la comunidad LGBTI y los pueblos originarios de la capital.

Aparte combatirá  la violencia de género, los feminicidios y luchará por la autonomía económica de las mujeres en la ciudad.   

Sobre los damnificados del sismo del 19 de septiembre de 2017, la nueva jefa de Gobierno dijo que de aprobarse las modificaciones propuestas en la Ley de Construcción, los afectados ya no serán deudores de la banca, en cambio recibirán apoyos directos de parte de la administración.

Entre los invitados que acudieron a la toma de protesta estuvieron los alcaldes de Coyoacán, Manuel Negrete; de Iztapalapa, Carla Brugada, y de Miguel Hidalgo, Víctor Hugo Romo, así como Javier Jiménez Espriú, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) del gobierno federal.

Así como el arzobispo primado de México, Carlos Aguiar Retes, y el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, Enrique Graue.

Aparte de varias personalidades internacionales de Canadá, Argentina, Azerbaiyán y Turquía.

TAGS EN ESTA NOTA: